Un procedimiento supera a los fármacos para la fibrilación auricular con insuficiencia cardiaca

Un procedimiento supera a los fármacos para la fibrilación auricular con insuficiencia cardiaca

MIÉRCOLES, 31 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Un procedimiento conocido como ablación puede salvarle la vida a las personas con fibrilación auricular e insuficiencia cardiaca, muestra un nuevo ensayo clínico.

Los investigadores encontraron que cuando los pacientes se sometieron al procedimiento cardiaco, el riesgo de morir en los próximos años era de más o menos la mitad respecto a los pacientes que solo tomaron los medicamentos estándar.

Los expertos plantearon que sus hallazgos, que aparecen en la edición del 1 de febrero de la revista New England Journal of Medicine, debería cambiar la forma en que muchos médicos tratan a esas afecciones combinadas.

Tanto la insuficiencia cardiaca como la fibrilación auricular son comunes, y cada una afecta a millones de estadounidenses. Y con frecuencia se presentan juntas, señaló el Dr. Mark Link, especialista en arritmia cardiaca en el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas.

Hasta la mitad de las personas recién diagnosticadas con insuficiencia cardiaca tienen fibrilación auricular, apuntó.

La insuficiencia cardiaca es una afección crónica en que el músculo cardiaco resulta dañado (por un ataque cardiaco o por una hipertensión sin controlar, por ejemplo), y ya no puede bombear la sangre con suficiente eficiencia como para satisfacer las necesidades del cuerpo.

En la fibrilación auricular, las dos cámaras superiores del corazón tiemblan en vez de latir con efectividad. No amenaza a la vida de inmediato, pero con el tiempo puede provocar un accidente cerebrovascular o conducir a la insuficiencia cardiaca.

La pregunta ha sido cuál es la mejor forma de tratar a las personas que tienen tanto fibrilación auricular como insuficiencia cardiaca.

La fibrilación auricular se puede tratar con fármacos, entre ellos medicamentos que controlan el ritmo cardiaco y "antiarrítmicos" que mantienen al corazón en su ritmo normal, dijo Link. Este último grupo incluye a fármacos como la amiodarona y la procainamida.

"Los antiarrítmicos funcionan. Mantienen el ritmo [normal] en las personas", comentó Link, autor de un editorial publicado junto con el nuevo estudio.

Pero los medicamentos pueden provocar un daño significativo, dijo. Pueden dañar los pulmones o el hígado, por ejemplo, o provocar otros tipos de problemas con el ritmo cardiaco.

Y los estudios han encontrado que cuando los pacientes con insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular toman antiarrítmicos además de otros tratamientos, esto no mejora sus probabilidades de supervivencia, indicó el Dr. Nassir Marrouche, investigador principal del nuevo estudio.

En contraste, la ablación puede mantener el ritmo cardiaco normal sin los efectos secundarios de esos medicamentos, explicó Marrouche, profesor en la University of Utah Health, en Salt Lake City.

Y eso, muestran los nuevos hallazgos, se traduce en un riesgo más bajo de muerte y hospitalización, dijo.

Durante la ablación, los médicos utilizan una fuente de energía (por lo general ondas de radio) para crear un tejido cicatrizado en puntos estratégicos del corazón. Eso interrumpe las señales eléctricas defectuosas que provocan la fibrilación auricular. La fuente de energía se administra mediante un catéter que se guía a través de los vasos sanguíneos y hasta el corazón.

El nuevo estudio incluyó a 363 pacientes que se asignaron al azar a tomar los medicamentos estándar para la fibrilación auricular o a someterse a la ablación.

A lo largo de los tres años siguientes, un 25 por ciento de los pacientes del grupo de medicamentos fallecieron. Esto es en comparación con un 13 por ciento de los pacientes que se sometieron a la ablación.

Las personas que se sometieron a la ablación también fueron menos propensas a acabar en el hospital con insuficiencia cardiaca: esto le sucedió a un 21 por ciento, frente a un 36 por ciento del grupo de los medicamentos.

El ensayo fue financiado por la compañía alemana de dispositivos médicos Biotronik.

El procedimiento de ablación en sí conlleva riesgos, advirtió Link. Esos riesgos incluyen sangrado, infección y coágulos sanguíneos.

De los 179 pacientes de ablación en el ensayo, tres tuvieron un sangrado suficientemente grave como para ameritar una transfusión. Otros tres tuvieron una acumulación de fluido alrededor del corazón.

Pero según Link, la falta de riesgos a largo plazo probablemente sea el motivo de que la ablación mejore la supervivencia de los pacientes, aunque los antiarrítmicos típicamente no lo logran.

Para Link, la ablación se puede considerar una terapia de primera línea para las personas con insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular, dejando de lado a los antiarrítmicos.

"Ahora hay un procedimiento con un beneficio probado en la mortalidad y un beneficio en la hospitalización", dijo.

Link enfatizó que no todo el mundo es un candidato para la ablación, pero dijo que es algo sobre lo que los pacientes pueden preguntar al médico.

Hace mucho que la ablación es una opción para la fibrilación auricular, así que está ampliamente disponible, añadió Marrouche.

Al igual que con cualquier procedimiento, lo mejor es contar con un médico y un hospital con un buen nivel de experiencia en la ablación, anotó Link.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la ablación.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión