Un panel de expertos resalta la elección del paciente respecto a una prueba para el cáncer de próstata

Un panel de expertos resalta la elección del paciente respecto a una prueba para el cáncer de próstata

MARTES, 8 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Más hombres podrían recibir los análisis sanguíneos del APE para el cáncer de próstata según unas directrices revisadas publicadas el martes por el principal panel de medicina preventiva del país.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF) recomienda ahora que los hombres de 55 a 69 años de edad decidan por sí mismos si se someten o no a la prueba del APE (antígeno prostático específico), tras hablarlo con su médico.

Esta prueba sanguínea busca una proteína producida por la próstata, una pequeña glándula con forma de nuez que produce el líquido seminal. El tejido prostático canceroso produce unos niveles más altos de APE.

Hasta ahora, el grupo de trabajo ha adoptado una postura dura de que ningún hombre reciba la prueba del APE para el cáncer de próstata.

Esto es porque relativamente pocos hombres diagnosticados con un cáncer de próstata fallecen de la enfermedad, que con frecuencia avanza con lentitud. Por otro lado, el tratamiento con frecuencia resulta en disfunción eréctil e incontinencia urinaria.

Pero unos nuevos datos muestran que hay más hombres que eligen una "vigilancia activa", y no el tratamiento, de su cáncer de próstata diagnosticado, lo que hace que la evaluación sea potencialmente menos dañina, apuntó el vicepresidente del USPSTF, el Dr. Alex Krist.

Bajo la vigilancia activa, los médicos no tratan el cáncer sino que lo vigilan para asegurarse de que no se vuelva agresivo, lo que evita a los pacientes los daños provocados por la cirugía o la radioterapia, dijo Krist, profesor de medicina familiar en la Universidad Estatal de Virginia.

"Antes apenas un 10 por ciento de los hombres recibían la vigilancia activa, y ahora en 2018 se acerca más a un 40 por ciento", señaló Krist.

Los resultados recientes de ensayos clínicos en curso también reafirmaron los datos que muestran que de cada 1,000 hombres que reciben la prueba del APE, 1.3 podrían evitar la muerte por el cáncer de próstata, y tres podrían evitar que el cáncer se propague a otros órganos, concluyó la revisión de las evidencias realizada por el panel.

"Se trata de un aumento pequeño, pero uno que nos dio la confianza de que algunos hombres quizá no mueran por el cáncer de próstata si realizan la evaluación", dijo Krist.

Las recomendaciones del USPSTF son muy influyentes, dado que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act) obliga a las aseguradoras a cubrir los costos completos de cualquier prueba que el grupo de trabajo recomiende.

El USPSTF sigue recomendando que no se realice la prueba del APE a los hombres de a partir de 70 años.

La nueva recomendación significa que el USPSTF y las principales sociedades médicas "dicen ahora lo mismo, todas", según el Dr. Otis Brawley, director médico y científico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

La sociedad oncológica y la Asociación Americana de Urología (American Urological Association, AUA) ya tienen directrices que dicen que los hombres de mediana edad deberían tener la opción de recibir la prueba del APE tras hablar con el médico.

Las directrices de la sociedad oncológica indican que los hombres deben tener la opción a partir de los 50 años de edad, mientras que la AUA fija los 55 años como la edad más temprana para la evaluación de rutina. Ambas desaconsejan las evaluaciones en los hombres de a partir de 70 años.

Brawley dijo que el USPSTF ha provisto un servicio valioso al asegurarse de que los ensayos clínicos produjeran datos de calidad.

"Lo que sucedió por el camino es que el grupo de trabajo es de verdad la entidad que forzó el desarrollo de los datos, forzó que se completaran los estudios", aseguró Brawley. "Ya nadie dice 'creo' con respecto a los beneficios y los daños de la evaluación del cáncer de próstata. Todos dicen 'esto es lo que los datos señalan'".

La revisión de las evidencias del USPSTF muestra que de cada 1,000 hombres estadounidenses que reciben la prueba del APE:

  • 240 tendrán un resultado positivo, pero el cáncer se confirmará en solo 100.
  • 80 de esos 100 hombres con cáncer de próstata confirmado se someterán a una cirugía o a radioterapia, de inmediato o tras un periodo de vigilancia activa.
  • De los 80 que reciban tratamiento, 50 sufrirán una disfunción eréctil y 15 una incontinencia urinaria.

"Más o menos dos de los tres hombres tratados tendrán una disfunción eréctil, y alrededor de uno de los tres hombres tendrá algún grado de incontinencia. Se trata de daños significativos", dijo Krist.

Krist añadió que alrededor de un 40 por ciento de los hombres con un cáncer de próstata confirmado nunca se verán afectados por el cáncer, y al final fallecerán por otra causa.

Brawley concurrió en que el aumento en el uso de la vigilancia activa ha hecho que las pruebas del cáncer de próstata sean potencialmente mucho menos nocivas.

"De verdad se les está diciendo a los hombres que su tratamiento es vigilar. La observación es una forma de tratamiento. No se necesita un tratamiento agresivo con cirugía o radiación", dijo Brawley.

Aunque los datos clínicos ya han provisto cierta claridad respecto a quién debería hacerse las pruebas, indicó Krist, también muestran la necesidad de una mejor prueba de detección para el cáncer de próstata, y de unos mejores tratamientos.

El grupo de trabajo también llama a que se realice más investigación en esta área, incluyendo estudios continuos que observen el potencial de las IRM y de los análisis genéticos para detectar mejor los cánceres de próstata agresivos, añadió Krist.

E panel también pide más investigación sobre los grupos de alto riesgo, como los afroamericanos y los hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata.

Las nuevas directrices aparecen en la edición del 8 de mayo de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

El Instituto Nacional de Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre la prueba del APE.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión