Un panel de expertos plantea que dos procedimientos para el dolor de espalda podrían ser inútiles

Un panel de expertos plantea que dos procedimientos para el dolor de espalda podrían ser inútiles

JUEVES, 24 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Inyectar cemento en las vértebras rotas para estabilizar una fractura de columna relacionada con la osteoporosis no hace gran cosa por aliviar el dolor ni la discapacidad, señala un informe reciente.

Se utilizan dos cirugías para estos tipos de fracturas: la vertebroplastia, en que cemento de grado médico se inyecta en las vértebras fracturadas para fusionar los fragmentos; y la cifoplastia con balón, en que se inserta un balón en un área comprimida de la columna para levantarla y permitir la inserción de cemento antes de sacar el balón.

Pero la vertebroplastia no ofreció un beneficio claro en el control del dolor en comparación con procedimientos placebo en cinco ensayos aleatorios controlados con placebo, según un informe de un grupo de trabajo global de expertos en la salud de los huesos de la Sociedad Americana de Investigación Ósea y Mineral (American Society for Bone and Mineral Research, ASBMR).

También dijo que hay una falta de ensayos controlados con placebo sobre la cifoplastia con balón, y que unos pocos ensayos de comparación encontraron que la cifoplastia no proveía más beneficios que la vertebroplastia.

El informe aparece en la edición del 24 de enero de la revista Journal of Bone and Mineral Research.

Cada año, unos 750,000 estadounidenses sufren fracturas de compresión en la columna, provocadas por la osteoporosis. Esas fracturas resultan en un dolor de espalda agudo y crónico, daños en la movilidad y discapacidad.

Ambos tipos de cirugía se mercadean agresivamente como formas "no invasivas" de obtener un alivio inmediato del dolor y como una forma de evitar una adicción potencial a los opioides provocada por los analgésicos narcóticos.

El mensaje del informe "para los médicos y sus pacientes que sufren de dolorosas fracturas de la columna es que los procedimientos para estabilizar las fracturas de la columna no deben ser la primera opción de tratamiento", comentó el autor principal del informe, el Dr. Peter Ebeling, director del Departamento de Medicina de la Universidad de Monash, en Australia.

"Aunque los pacientes que se han sometido a esas cirugías podrían haber experimentado una reducción a corto plazo en el dolor, encontramos que no había un beneficio significativo a largo plazo respecto a la mejora del dolor, la discapacidad relacionada con la espalda y la calidad de vida, en comparación con los que no se sometieron a dichos procedimientos", señaló Ebeling en un comunicado de prensa de la revista.

Pero un especialista en el dolor de espalda dijo que quizá todavía haya un lugar para eso procedimientos.

Si un paciente no puede moverse debido al dolor de una fractura de cadera, el cemento óseo quizá no sea tan malo, declaró al New York Times el Dr. Joshua Hirsch, del Hospital General de Massachusetts.

"Hay que decidir", dijo Hirsch al periódico. "Los opioides y estar en la cama con una actividad disminuida, o un procedimiento que puede movilizar y mejorar a los pacientes".

Unos 300,000 pacientes de EE. UU. se sometieron a los procedimientos entre 2006 y 2014, según datos de Medicare. De ellos, un 73 por ciento se sometieron al procedimiento de inyección de cemento con balón, que es más costoso.

A medida que la población envejece, se prevé que el número de personas que se someten a los procedimientos aumente, pero este "informe pone en claro que estos procedimientos no son una panacea", apuntó el Dr. Bart Clark, presidente de la ASBMR.

"Hasta ahora, los médicos han tenido que revisar los datos ellos mismos para determinar si esos procedimientos pueden beneficiar a sus pacientes. Este informe reúne toda esa información de forma concisa, y ofrece recomendaciones para orientarlos", dijo Clark, coautor de un editorial publicado junto con el estudio en la revista.

El informe del grupo de trabajo también enfatizó la necesidad de prevención. Los pacientes que han sufrido una primera fractura de cadera o de columna probablemente tengan osteoporosis, y es probable que experimenten una segunda fractura. Alrededor de un 25 por ciento de los pacientes mayores que sufren una fractura de cadera sufrirán una segunda fractura en un plazo de un año, al igual que alrededor de un 20 por ciento de los pacientes mayores que sufren una fractura vertebral.

Pero la investigación muestra que las tasas de tratamiento para los pacientes de fractura de cadera son bajas y se están reduciendo.

"En general, la prevención es crítica y debemos administrar medicamentos para la osteoporosis, que se ha probado que reducen las fracturas futuras en hasta un 70 por ciento en esos pacientes con un riesgo alto", añadió Clarke.

Más información

La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons) ofrece más información sobre la osteoporosis y las fracturas de la columna.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión