SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Un páncreas artificial es útil para las personas con diabetes tipo 2 hospitalizadas

MARTES, 26 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Usar un páncreas artificial puede ayudar a los pacientes con diabetes tipo 2 que estén hospitalizados a mantener un buen control del azúcar en la sangre, según un estudio reciente.

Eso es importante porque cuando la diabetes no se gestiona bien, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden alargar las estancias hospitalarias y aumentar el riesgo de complicaciones e incluso de muerte, dijeron los investigadores.

El páncreas artificial (una bomba de insulina automática y un monitor de glucosa continuo) todavía es bastante nuevo y se usa más habitualmente en las personas con diabetes tipo 1, que deben recibir insulina varias veces a lo largo del día para sobrevivir.

Pero los investigadores pensaron que el dispositivo también podría ser útil en las personas con diabetes tipo 2. Las personas con diabetes tipo 2 no siempre necesitan usar la insulina, pero muchas sí.

El páncreas artificial tiene un "gran potencial para mejorar el control de la glucosa" mientras las personas con diabetes tipo 2 están en el hospital, dijo el autor principal del estudio, Roman Hovorka, director de investigación en los Laboratorios de Investigación Metabólica de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra.

En este estudio, Hovorka dijo que el dispositivo "mejoró considerablemente el control de la glucosa [y no] aumentó el riesgo de hipoglucemia [nivel bajo de azúcar en la sangre] en los pacientes hospitalizados que necesitaron insulina en la habitación general".

En Estados Unidos, hasta 1 de cada 4 pacientes de hospital son diabéticos, indicaron los investigadores. Y el control de la diabetes en el hospital puede verse afectado por muchas variables, como la enfermedad y los cambios en la dieta y la medicación. Estos cambios con frecuencia significan que los diabéticos necesitan más atención por parte del personal del hospital, indicaron los autores del estudio.

El páncreas artificial, que usa una fórmula de computadora para dirigir el suministro de la insulina desde una bomba basándose en las lecturas de azúcar en la sangre obtenidas con un monitor continuo, pueden automatizar gran parte de la atención médica que normalmente debería realizar el personal hospitalario.

Para ver si esto podría hacerse de forma segura, los investigadores reclutaron a 136 adultos con diabetes tipo 2 que fueron hospitalizados en el Reino Unido y en Suiza. A 70 pacientes se les puso un sistema de páncreas artificial. A 66 se les suministraron las inyecciones de insulina estándar y una monitorización del azúcar en la sangre de forma periódica.

Las personas del grupo del páncreas artificial tuvieron unos niveles de azúcar en la sangre que estaban dentro del rango deseado (entre 100 miligramos por decilitro [mg/dl] y 180 mg/dl) el 66 por ciento del tiempo. Por otra parte, las personas del grupo de la atención estándar tuvieron unos niveles de azúcar en la sangre dentro de ese rango apenas un 42 por ciento del tiempo.

El nivel promedio de glucosa fue de 154 mg/dl para las personas del grupo del páncreas artificial y de 188 mg/dl para las del grupo de la atención estándar.

Ninguno de los grupos experimentó unos niveles bajos de azúcar en la sangre.

Hovorka dijo que los investigadores "recibieron una retroalimentación muy positiva [por parte de los pacientes] sobre el uso dentro del hospital" de los dispositivos. Dijo que no está claro a partir de este estudio si las personas con diabetes tipo 2 querrán llevar los dos componentes mecánicos de un páncreas artificial (la bomba de insulina y el monitor de glucosa continuo) fuera del hospital.

El siguiente paso de la investigación sobre el páncreas artificial es hacer estudios más grandes con pacientes hospitalizados para las personas con diabetes tipo 2, y entonces quizá ensayos con pacientes ambulatorios, dijo.

También se necesitan estudios de mayor tamaño para ver si el dispositivo es una opción rentable para las personas con diabetes tipo 2.

El Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, dijo que no prevé el uso de páncreas artificiales para sus pacientes con diabetes tipo 2 hospitalizados en un futuro cercano debido al costo.

Además, ahora mismo, la mayoría de hospitales no cuentan con políticas para su uso porque los dispositivos son muy recientes. (El primer páncreas artificial fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos [FDA] de EE. UU. en 2016).

Aun así, dijo Zonszein, "este fue un estudio lindo que demostró una mejora con respecto a los regímenes convencionales, y nos gustaría ver un modo más simple de tratar a los pacientes".

El estudio aparece en la edición del 25 de junio de la revista New England Journal of Medicine.

Más información

Para más información sobre los sistemas de páncreas artificiales, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad