Un órgano de control afirma que el HHS no está listo para combatir futuras crisis de salud

VIERNES, 28 de enero de 2022 (HealthDay News) -- El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. no está a la altura de las circunstancias cuando se trata de lidiar con diversas crisis de salud pública, afirmó el jueves un órgano de control del gobierno sin afiliaciones partidistas.

Esto incluye las comunicaciones con el público y los proveedores de cuidados de la salud, la coordinación con las agencias federales y estatales, y la gestión de la cadena de suministros médicos, según un reciente informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO).

Un órgano de control afirma que el HHS no está listo para combatir futuras crisis de salud

Como resultado, el liderazgo y la coordinación de las emergencias de salud pública es un área "de alto riesgo" para el gobierno, señaló el informe. Las crisis de salud a las que se refería la GAO incluyen la pandemia de la COVID, los desastres climáticos extremos y los potenciales ataques de bioterrorismo.

El informe no señaló como responsable del fracaso a ninguna persona concreta de las actuales administraciones o de las anteriores.

"Esperar a abordar las deficiencias que hemos identificado en el liderazgo y la coordinación de las emergencias de salud pública por parte del HHS no es una opción, ya que no es posible saber con precisión cuando ocurrirá la próxima amenaza, solo que llegará", afirmó la GAO en su informe.

La designación de alto riesgo notifica al Congreso que debería supervisar más de cerca las operaciones de la agencia.

Los legisladores han expresado algunas de estas mismas preocupaciones esta semana.

Al publicar una legislación bipartidista para revisar la respuesta del gobierno a la pandemia, el senador Richard Burr, R-N.C., afirmó que "los estadounidenses han dejado de escuchar a los CDC, con razón, a causa de sus directrices confusas y contradictorias", informó Associated Press.

La senadora Patty Murray, D-Wash., afirmó que "el dolor de esta pandemia es difícil de olvidar y tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que tampoco olvidemos las lecciones que nos ha dado".

La GAO especificó cinco áreas en las que se encontraron "deficiencias persistentes". Estas fueron: el establecimiento de roles y responsabilidades claros de las agencias federales, estatales y locales; recopilar y analizar datos para informar a las personas que toman las decisiones; proporcionar una información clara y coherente al público; establecer transparencia y responsabilidad; y, comprender las fortalezas y las debilidades de otras agencias federales con las que trabaja.

"Si no se abordan, estas deficiencias seguirán entorpeciendo la capacidad del país de estar preparado y responder de forma efectiva a futuras amenazas", planteó la GAO en su informe.

"Nos encontramos en una posición mucho más fuerte que hace un año", aseguró a AP Sarah Lovenheim, vocera del HHS. "Esperamos leer los comentarios de respuesta de la GAO sobre estos asuntos importantes y compartir el progreso de este esfuerzo de todo el gobierno a medida que seguimos trabajando para asegurar que los estadounidenses estén protegidos ante futuras emergencias relacionadas con la salud".

El informe de la GAO también calificó la recopilación y el análisis de datos como una debilidad importante, que ha dejado a las personas que toman las decisiones sin toda la información necesaria durante la pandemia.

La GAO señaló que el HHS no ha iniciado todavía un sistema de vigilancia de "conciencia situacional de la salud pública" nacional, a pesar de que el Congreso lo reclamó en 2010. Durante la pandemia, esto obligó al gobierno federal a depender de los datos recopilados de diferentes maneras por los miles de departamentos y laboratorios estatales de salud, así como por las diferentes agencias federales.

El informe también citó un patrón de "comunicaciones poco claras e inconsistentes" en las confusas directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., que forman parte del HHS.

Un ejemplo que citó la GAO sobre no establecer funciones claras y responsabilidades fue no abordar las recomendaciones de 2020 para resolver los problemas de la cadena de suministro, incluidas las pruebas de la COVID.

"La escasez de tales suministros continúa afectando a la respuesta del país ante la pandemia", señaló el informe.

Impulsar el suministro de las pruebas de COVID a domicilio se ha convertido en una prioridad para la Casa Blanca en las últimas semanas.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Associated Press

Comparte tu opinión