SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Un nuevo 'parche' podría reparar los corazones dañados

MIÉRCOLES, 29 de noviembre de 2017 (HealthDay News) -- Unos investigadores desarrollaron un parche que algún día podría ayudar a reparar el daño provocado por un ataque cardiaco.

El parche, formado por un músculo cardiaco humano artificial completamente funcional, tiene el tamaño suficiente para cubrir el daño que por lo general provoca un ataque cardiaco, según ingenieros biomédicos de la Universidad de Duke.

El equipo de la Duke describió la novedad, que se evaluó en roedores, como un avance significativo en los esfuerzos por reparar el músculo cardiaco muerto.

"Ahora mismo, casi todas las terapias existentes se dirigen a reducir los síntomas del daño que ya ha ocurrido en el corazón, pero ningún método ha podido reemplazar el músculo que se pierde porque, una vez ha muerto, no vuelve a crecer por sí mismo", dijo Ilya Shadrin, estudiante doctoral de ingeniería biomédica y autor principal del informe.

"Es una forma en que podríamos reemplazar el músculo perdido con tejido producido fuera del cuerpo", comentó Shadrin en un comunicado de prensa de la universidad.

Pero es importante anotar que la investigación con animales con frecuencia no produce resultados similares en los humanos.

En los ensayos clínicos actuales con humanos, los científicos están evaluando si el daño por un ataque cardiaco se puede reparar al inyectar células madre en el área afectada. Pero menos de un 1 por ciento de las células inyectadas sobreviven y permanecen en el corazón, e incluso menos se convierten en células del músculo cardiaco, señalaron los investigadores de la Duke.

Los parches cardiacos podrían ofrecer otra opción de tratamiento, sugirió el equipo de Shadrin. Pero para ser efectivos, los parches tendrían que tener suficiente tamaño como para cubrir al músculo cardiaco dañado, y también deberían ser tan fuertes y eléctricamente activos como el tejido cardiaco original.

El equipo de investigación dijo que su parche cardiaco es el primero que cumple ambos criterios.

Según Nenad Bursac, profesor de ingeniería biomédica en la Duke, "crear células individuales del músculo cardiaco es bastante común, pero la gente se ha enfocado en cultivar tejidos en miniatura para el desarrollo de medicamentos".

Entonces, añadió Bursac, "agrandar el tamaño es algo que nunca se ha hecho antes, y requirió mucha creatividad ingenieril".

Aunque Bursac y Shadrin han mostrado que esos parches cardiacos sobreviven y mantienen su función cuando se implantan en corazones de ratones y ratas, anotaron que el parche tendría que ser mucho más grueso para reemplazar el trabajo del músculo cardiaco muerto en los pacientes humanos.

Incluso entonces, los investigadores tendrían que averiguar cómo integrar el parche cardiaco por completo con el músculo existente, explicaron en el comunicado de prensa.

"Estamos trabajando activamente en ello, como están haciendo otros, pero por ahora estamos felices de haber resuelto la parte del 'tamaño importa'", afirmó Bursac.

El informe aparece en la edición en línea del 28 de noviembre de la revista Nature Communications.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los EE. UU. tiene más información sobre los ataques cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad