Un nuevo método de tratamiento mejora las probabilidades contra 2 tipos de cáncer de piel

JUEVES, 15 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Parece que a los pacientes con un cáncer de piel les va mejor si reciben inmunoterapia antes de la extirpación quirúrgica de su cáncer, muestran dos ensayos clínicos.

De hecho, a algunos les va tan bien que su sistema inmunitario en esencia disuelve sus tumores, lo que elimina potencialmente la necesidad de cirugía, señalaron los investigadores.

Un nuevo método de tratamiento mejora las probabilidades contra 2 tipos de cáncer de piel

Más o menos la mitad de los pacientes con cáncer de piel que recibieron cemiplimab (Libtayo), un medicamento de inmunoterapia, tuvieron una respuesta completa al fármaco, lo que significa que los médicos no pudieron encontrar células cancerosas restantes en el lugar del tumor tras el tratamiento avanzado, según uno de los ensayos clínicos.

Además, dos pacientes pudieron conservar un ojo porque la inmunoterapia avanzada redujo el tamaño del tumor, y permitió una cirugía menos extensa, señaló el investigados principal, el Dr. Neil Gross, cirujano de cabeza y cuello del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

"El tratamiento estándar requeriría la extirpación del ojo como parte de la cirugía, y entonces también radiación", aclaró Gross. "Estos pacientes respondieron a la inmunoterapia, y pudimos evitar las devastadoras consecuencias de ese tratamiento".

Por otra parte, unos pacientes con melanomas avanzados experimentaron una mejora significativa en su supervivencia libre de cáncer si recibieron pembrolizumab (Keytruda), un medicamento de inmunoterapia, antes de la cirugía, según el segundo ensayo clínico, que fue financiado por el fabricante del fármaco, Merck & Co.

"Son resultados emocionantes", aseguró Marc Hurlbert, director ejecutivo de la Alianza para la Investigación del Melanoma (Melanoma Research Alliance). "Pienso que prepara el terreno para llegar a un punto en que algunos pacientes quizá puedan reducir el tratamiento, es decir, tal vez se pueda evitar la cirugía en algunos pacientes. De manera similar, tal vez podríamos intensificar o reducir la necesidad de inmunoterapia, dependiendo de cómo responde el paciente antes de la cirugía".

En general, la inmunoterapia se administra a pacientes cuyo cáncer de piel se ha propagado a otras partes del cuerpo. También se da a pacientes tras un tratamiento exitoso contra el cáncer, como medio de prevenir la recurrencia del cáncer.

Estos medicamentos "le quitan el freno" al sistema inmunitario, lo que lo lleva a atacar a las células cancerosas de manera más vigorosa.

Desatar el sistema inmunitario antes de la extirpación del tumor

"Desata las defensas inmunitarias del cuerpo para tratar el cáncer, y resulta que esto funciona excepcionalmente bien para los cánceres que son provocados por el daño del sol", apuntó Gross.

La idea subyacente de estos estudios es que, al dejar al tumor del todo en su sitio, los médicos dan al sistema inmunitario potenciado un mayor objetivo para su ataque, señaló la Dra. Sapna Patel, investigadora principal del estudio sobre el pembrolizumab y directora del Programa de Melanoma Uveal del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas.

"Administrar la inmunoterapia mientras el tumor se encuentra en su lugar genera una respuesta inmunitaria más fuerte y duradera que extirpar el tumor y entonces intentar usar la inmunoterapia", comentó Patel.

En el primer estudio, Gross y sus colegas reclutaron a 79 personas de Estados Unidos, Australia y Europa, con un carcinoma de células escamosas de la piel (CCEP) entre moderado y avanzado. Todos los pacientes recibieron hasta cuatro dosis de cemiplimab antes de la cirugía y la radioterapia.

Cada año, alrededor de 1 millón de estadounidenses reciben un diagnóstico de CCEP, lo que lo convierte en una de las formas más comunes de cáncer. La mayoría de los casos son tratados fácilmente por un dermatólogo o médico de atención primaria, y no requieren una atención oncológica avanzada.

Pero muchos de estos cánceres de piel surgen alrededor de la cabeza y el cuello, y pueden afectar a los ojos, las orejas, la nariz y la boca en los casos raros en que se propagan con agresividad.

Sin embargo, el cemiplimab disolvió por completo los tumores de poco más de un 50 por ciento de los pacientes, mostraron los resultados.

Casi un 13 por ciento adicional de los pacientes tuvieron una respuesta mayor al fármaco, en que sus tumores se habían reducido a menos de un 10 por ciento de su tamaño original en el momento de la cirugía, señalaron los investigadores.

En el segundo estudio, Patel y su equipo de investigación reclutaron a 345 pacientes con un melanoma en etapa más avanzada pero operable.

Todos los pacientes recibieron 18 dosis de pembrolizumab, pero la mitad recibieron tres dosis antes de la cirugía, y los demás posteriormente. La otra mitad recibieron todas las dosis tras la cirugía, que es el procedimiento estándar.

"Fue exactamente el mismo tratamiento, solo con una secuencia un poco distinta", explicó Patel.

El tratamiento quizá sea mejor para los que tienen una enfermedad avanzada

Los pacientes que recibieron parte de la inmunoterapia por adelantado tuvieron una tasa de progresión de la enfermedad, de recurrencia del melanoma o de muerte por cualquier causa un 42 por ciento más baja en un seguimiento promedio de casi 15 meses.

Tras dos años de seguimiento, un 72 por ciento de las personas con la inmunoterapia adelantada seguían libres de eventos, frente a un 49 por ciento del grupo de la atención estándar, afirmó Patel.

Ambos medicamentos están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., pero ninguno está aprobado para su uso antes de la cirugía en los pacientes con un cáncer de piel, apuntaron los médicos.

Ambos equipos planifican enviar datos a la FDA para ampliar el uso de los medicamentos, de forma que se puedan administrar antes de la cirugía.

"Puedo predecir que esto se ofrecerá a los pacientes con una enfermedad de verdad avanzada, en que el tratamiento estándar sería devastador", planteó Gross. "Puedo verlo suceder, incluso fuera de etiqueta".

Pero es demasiado pronto para decir que usar estos medicamentos en un momento temprano del tratamiento del cáncer de piel podría eliminar la necesidad de cirugía, dijo el Dr. Alexander Meves, dermatólogo del Centro Oncológico Integral de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota.

"A pesar de la emoción por los medicamentos de inmunoterapia, como cemiplimab, la cirugía sigue siendo importante para el tratamiento del cáncer de piel", enfatizó Meves.

"La inmunoterapia también puede tener unos significativos efectos adversos, lo que incluya unas raras probabilidades de muerte. A pesar de solo administrar cuatro dosis del fármaco a los pacientes en el estudio [de cemiplimab], la tasa de eventos adversos graves fue de un 17.7 por ciento, lo que es significativo", explicó Meves.

"Esto muestra que hay que seleccionar a los pacientes con cuidado. La inmunoterapia no es una buena opción de tratamiento para todos los pacientes con CCEP, y se debe sopesar con cuidado el riesgo/beneficio respecto a la cirugía", concluyó Meves.

Ambos estudios se presentaron en la reunión anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (European Society for Medical Oncology), en París. El estudio sobre el cemiplimab, que fue financiado por Regeneron Pharmaceuticals y Sanofi, también se publicó en la edición del 12 de septiembre de la revista New England Journal of Medicine. Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre la inmunoterapia para tratar el cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Neil Gross, MD, head and neck surgeon, University of Texas MD Anderson Cancer Center, Houston; Marc Hurlbert, PhD, CEO, Melanoma Research Alliance, Washington, D.C.; Sapna Patel, MD, director, Uveal Melanoma Program, University of Texas MD Anderson Cancer Center, Houston; Alexander Meves, MD, dermatologist, Mayo Clinic Comprehensive Cancer Center, Rochester, Minn.; New England Journal of Medicine, Sept. 12, 2022, online

Comparte tu opinión