Un nuevo medicamento podría ayudar a frenar un trastorno inflamatorio vinculado con la COVID en los niños

JUEVES, 24 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Un medicamento desarrollado para una enfermedad autoinmune se muestra promisorio para tratar una afección inflamatoria potencialmente letal en los niños que han sufrido COVID-19, señalan unos investigadores.

La rara afección se conoce como síndrome inflamatorio multisistémico en los niños (SIM-N). En general, se desarrolla entre semanas y meses después de que un niño sufre una COVID-19 leve, o incluso asintomática.

Un nuevo medicamento podría ayudar a frenar un trastorno inflamatorio vinculado con la COVID en los niños

"En un trabajo colaborativo, pudimos demostrar que las partículas virales que permanecen en los intestinos mucho después de una infección con la COVID-19 pueden instigar al SIM-N", aseguró el coautor del estudio, David Walt, investigador principal del departamento de patología del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

"Basándonos en este importante descubrimiento, deseábamos ver si el tratamiento con un fármaco desarrollado para otra afección, la enfermedad celíaca, podría ayudar a resolver los síntomas en los niños que experimentan SIM-N", comentó Walt en un comunicado de prensa del hospital.

El SIM-N provoca fiebre y una hiperinflamación que puede afectar a múltiples órganos, entre ellos el corazón, el cerebro y el tracto gastrointestinal.

Desde mayo de 2020, de los más de 6,400 niños diagnosticados con SIM-N, 55 han fallecido, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los investigadores solicitaron en febrero de 2021 a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. el uso compasivo de emergencia del fármaco acetato de larazótido para tratar el SIM-N.

Los médicos administraron el medicamento a cuatro niños muy enfermos, de 3 a 17 años, que estaban siendo tratados por el SIM-N en el Hospital General de Massachusetts. El larazótido aumenta la liberación de una molécula llamada zonulina, que aumenta el riesgo de que la proteína de pico altamente inflamatoria asociada con la COVID-19 pueda escapar del intestino y llegar al torrente sanguíneo.

Los cuatro niños que recibieron cuatro dosis orales diarias de acetato de larazótido también recibieron esteroides e inmunoglobulina intravenosa (IgIV). Se les comparó con 22 niños con SIM-N que solo recibieron esteroides e IgIV.

En comparación con los que no recibieron larazótido, los niños a quienes se administró el fármaco tuvieron una recuperación mucho más rápida de los síntomas gastrointestinales, como el dolor de estómago, los vómitos y la diarrea, y también unas estadías un poco más cortas en el hospital.

La proteína de pico asociada con el coronavirus se eliminó de la sangre de los niños tratados con larazótido en un plazo de un día, en comparación con 10 días entre los niños a quienes no se administró el fármaco, según el estudio.

"Estos hallazgos sugieren que el larazótido podría proveer una terapia adyuvante segura y beneficiosa para el tratamiento del SIM-N", concluyeron los autores del estudio.

Los resultados se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Critical Care Explorations.

Actualmente, el larazótido se encuentra en un ensayo clínico de fase 3 para la aprobación para el tratamiento de la enfermedad celiaca, una enfermedad autoinmune que conduce a daños en el intestino delgado.

Más información

Aprenda más sobre el SIM-N en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Massachusetts General Hospital and Brigham and Women's Hospital, news release, Feb. 23, 2022

Comparte tu opinión