Cómo el virus del Zika pasa de la madre al feto

Cómo el virus del Zika pasa de la madre al feto

Una nueva información sobre cómo las mujeres embarazadas pueden transmitir el virus del Zika a sus fetos podría apuntar a formas de prevenirlo, señalan unos investigadores.

Los bebés infectados con el Zika en el útero pueden tener unas cabezas anómalamente pequeñas (microcefalia) y otros defectos congénitos.

En este estudio, los investigadores examinaron muestras de placenta recolectadas de mujeres embarazadas durante el pico del brote de Zika en Brasil, de 2015 a 2016. Las muestras provinieron de cinco mujeres que no estaban infectadas y de 10 mujeres que sí lo estaban, entre ellas cinco cuyos bebés tuvieron microcefalia y cinco cuyos bebés no presentaron la afección.

Una función de la placenta es proteger al feto de las infecciones virales, y en general lo logra de una forma muy efectiva.

Pero este estudio encontró que el Zika puede entrar en la placenta, lo que aumenta las probabilidades de que el virus llegue al feto.

Además, el Zika crea una infección persistente en la placenta. Puede desencadenar una fuerte inflamación que puede durar meses tras la infección inicial, y provocar cambios tisulares y vasculares que pueden afectar al desarrollo del feto.

El estudio se publicó en la edición del 1 de septiembre de la revista Frontiers in Immunology.

La autora principal, Kíssila Rabelo, investigadora de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, dijo que su equipo observó la rápida propagación del Zika en Brasil y la situación resultante para las mujeres embarazadas de todo el país.

"De verdad tuvo un gran impacto y nos hizo preguntarnos cómo la comunidad científica podría saber tan poco sobre esta enfermedad", comentó en un comunicado de prensa de la revista. "Entonces, como grupo de investigación, decidimos trabajar con los arbovirus, nos dedicamos a comprender la patogénesis de esta enfermedad".

Rabelo dijo que los hallazgos deberían ser "útiles para los científicos para establecer un perfil de la infección y comprender mejor la respuesta inmunitaria provocada por el virus del Zika".

La investigación "podría generar incontables adelantos, desde una base para la detección de biomarcadores en el plasma hasta el desarrollo de fármacos y vacunas", aseguró Rabelo, y añadió que estas son claves para controlar los brotes futuros que los epidemiólogos predicen que son probables.

Ochenta y seis países han reportado el virus del Zika, una enfermedad que es provocada sobre todo por un virus transmitido por los mosquitos. Brasil y varios países más reportaron importantes brotes.

Comparte tu opinión