Un nivel alto de ansiedad: una encuesta encuentra que la inflación y la guerra estresan a los estadounidenses

VIERNES, 11 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- La inflación, la invasión rusa a Ucrania y las constantes preocupaciones sobre el dinero y la COVID-19 tienen a los estadounidenses más estresados que nunca, revela una nueva encuesta realizada la semana pasada.

Las mayores preocupaciones son los crecientes costos de la comida, la energía y otros artículos cotidianos debido a la inflación (un 87 por ciento); los problemas con la cadena de suministros (un 81 por ciento); la incertidumbre global (un 81 por ciento); la invasión rusa en Ucrania (un 80 por ciento), y los ciberataques o las amenazas nucleares rusas potenciales (un 80 por ciento).

Un nivel alto de ansiedad: una encuesta encuentra que la inflación y la guerra estresan a los estadounidenses

Además de estas preocupaciones, que citaron miles de adultos que participaron en la Encuesta sobre el estrés en EE. UU. de la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA), un 63 por ciento dijeron que la COVID-19 había cambiado sus vidas para siempre.

"Los estadounidenses se han esforzado mucho por perseverar en estos dos tumultuosos años, pero estos datos sugieren que ahora están llegando a niveles de estrés sin precedentes que dificultarán nuestra capacidad de afrontamiento", advirtió Arthur Evans Jr., director ejecutivo de la asociación.

"El número de personas que afirman que han tenido un estrés significativo debido a estos eventos más recientes es impresionante, en relación con lo que hemos visto desde que la encuesta comenzó en 2007", comentó en un comunicado de prensa de la asociación.

Los encuestadores también encontraron preocupaciones por los grupos vulnerables de personas, preocupaciones sobre el desarrollo de los niños entre los padres, y unos hábitos de afrontamiento malsanos.

Casi la mitad de los encuestados (un 47 por ciento) dijeron que habían estado menos activos desde que comenzó la pandemia. Un 58 por ciento dijeron que tuvieron cambios no deseados en el peso, y un 23 por ciento apuntaron que habían estado bebiendo más alcohol.

Entre los participantes que aumentaron más peso del que deseaban, el promedio fue de 26 libras (casi 12 kilos). Entre los participantes que perdieron más peso del que deseaban, el promedio fue de 27 libras (12.2 kilos). La mediana del cambio en ambos grupos fue de 15 libras (6.8 kilos), lo que significa que la mitad de los encuestados aumentaron o perdieron más.

Los nuevos hallazgos amplían una encuesta sobre el Estrés en EE. UU. que se realizó en febrero, que determinó que el estrés financiero estaba en su nivel más alto desde 2015.

Un gran número de adultos dijeron en la nueva encuesta que la separación de los demás y los conflictos por la COVID había tensionado o acabado con las relaciones.

La mitad de los encuestados y un 61 por ciento de los trabajadores esenciales dijeron que tienen seres queridos a quienes no habían podido ver en persona en los dos años anteriores debido a la pandemia.

En total, un 58 por ciento dijeron que las relaciones eran tensas o habían terminado debido a conflictos relacionados con la pandemia. Entre estos se encontraban conflictos por la cancelación de eventos o reuniones debido a las preocupaciones sobre la COVID (un 29 por ciento), las diferencias de opinión sobre las vacunas y la pandemia en general (un 25 por ciento), y diferencias sobre el uso de las máscaras (un 24 por ciento).

La APA anotó que las dificultades en las relaciones y la reducción en el respaldo social hacen que afrontar el estrés resulte más difícil, y que un 56 por ciento de los encuestados dijeron que desearían haber tenido más respaldo emocional durante la pandemia.

"Vivir durante amenazas históricas como estas con frecuencia tiene un impacto duradero y traumático en las generaciones", señaló Evans.

Como sociedad, planteó, es importante garantizar el acceso a unos tratamientos basados en las evidencias y proveer ayuda a todo el que la necesite.

"Esto significa no solo conectar a los que están sufriendo con una atención clínica efectiva y eficiente, sino también mitigar el riesgo de los que tienen más probabilidades de experimentar dificultades y realizar prevención entre los que están relativamente sanos", añadió Evans.

La encuesta en línea se realizó en dos partes, con 3,012 participantes en febrero y con 2,051 adultos del 1 al 3 de marzo.

Más información

La Clínica Cleveland ofrece una lista de 10 formas de reducir el estrés.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Psychological Association, news release, March 10, 2022

Comparte tu opinión