Un método 'escalonado' de ejercicio puede ayudar a las rodillas con artritis


MARTES, 29 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Millones de estadounidenses sufren de dolor por unas rodillas artríticas. Pero un innovador régimen de ejercicio podría ayudar a aliviar la incomodidad, y mejorar la función de la rodilla, encuentra un estudio reciente.

Un método 'escalonado' de ejercicio puede ayudar a las rodillas con artritis

El programa se conoce como STEP-KOA, por las siglas en inglés de "programa escalonado de ejercicio para pacientes con osteoartritis de la rodilla". Comienza con ejercicios suaves en casa y, si es necesario, pasa a una consulta por teléfono y a fisioterapia presencial.

"El STEP-KOA podría ser una forma eficiente de administrar servicios de ejercicio y de fisioterapia a las personas con osteoartritis de la rodilla, dado que reserva los pasos con un uso más intensivo de los recursos para las personas que no experimentan mejoras antes", comentó la autora principal, Kelli Allen, científica de investigación en salud del Centro Médico de la VA de Durham, Carolina del Norte.

"Esto podría ser importante en los sistemas de atención de la salud que intentan maximizar los recursos, o en los lugares donde hay un acceso limitado a la fisioterapia", comentó Allen.

En el estudio, los investigadores del Sistema de Salud de Asuntos de Veteranos (VA) asignaron al azar a más de 300 pacientes con una osteoartritis de rodilla dolorosa al STEP-KOA o a educación sobre la artritis. La osteoartritis es la forma más común de artritis en la rodilla. Es un tipo de artritis degenerativo en que hay un "desgaste por uso".

El STEP-KOA comienza con un programa de ejercicio basado en internet. Si no es efectivo, el paciente pasa al paso dos, que incluyó llamadas telefónicas de entrenamiento dos veces al mes, durante tres meses.

Si el dolor de cualquier forma no mejora, el paciente pasa al paso tres, que incluye fisioterapia presencial.

Los participantes del grupo de educación sobre la artritis recibieron por correo materiales educativos cada dos semanas.

Tras nueve meses, un 65 por ciento de los pacientes del STEP-KOA avanzaron al paso dos, y un 35 por ciento llegaron al paso tres.

En comparación con los participantes que solo recibieron educación, el grupo de atención escalonada experimentó una mayor mejora en el dolor y la función, reportaron los investigadores.

Esta estrategia podría reducir los costos de la atención de la salud y personalizar los programas a las necesidades de los pacientes, apuntaron los autores del estudio.

Pero un prominente cirujano ortopédico dijo que este método va en la dirección equivocada.

Debería comenzar con la fisioterapia, y llevar a los pacientes a hacer ejercicios por su cuenta, planteó el Dr. Jeffrey Schildhorn, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Parecía que este estudio se diseñó para un estilo de medicina que creo que muy pocos de nosotros apreciaríamos", dijo Schildhorn. "Es casi como si se prepararan para un futuro en que hay unos recursos limitados, y se intenta hacer todo por vía remota, y la responsabilidad se le atribuye al paciente", añadió.

Schildhorn anotó que 90 pacientes se salieron del programa, y que apenas un 10 por ciento permanecieron en el paso uno a lo largo del estudio.

Como el daño en la rodilla y la percepción sobre el dolor de cada paciente son únicos, un programa efectivo se debe diseñar de forma individual, aseguró.

"Creo que es imperativo que las personas que tienen una enfermedad entre leve y moderada intenten hacer todo lo que puedan por su cuenta, con o sin fisioterapia presencial", dijo Schildhorn.

La clave es mantener a la articulación en movimiento mediante un ejercicio suave. Un método multimodal que incluya revisiones periódicas con un terapeuta, en que se les muestre en persona cómo realizar los movimientos con un seguimiento mediante teléfono o videollamada, es un método viable, aseguró.

Pero los pacientes deben hacer los ejercicios cada día en casa, enfatizó Schildhorn.

"Es probable que a alguien que acuda a fisioterapia tres veces por semana no le vaya igual de bien que a alguien que acuda tres veces por semana y practique por su cuenta. La mayor parte del valor proviene de los ejercicios de estiramiento diarios en casa", apuntó Schildhorn. "Si uno acude a fisioterapia dos veces por semana, y no hace nada los otros cinco días, esto tiene cero valor".

El informe se publicó en línea el 29 de diciembre en la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

Aprenda más sobre la osteoartritis de rodilla en la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kelli Allen, PhD, research health scientist, Durham VA Medical Center, Durham, N.C., and associate director, Durham Center of Innovation to Accelerate Discovery and Practice Transformation; Jeffrey Schildhorn, MD, orthopedic surgeon, Lenox Hill Hospital, New York City; Annals of Internal Medicine, Dec. 29, 2020, online

Comparte tu opinión