Un medicamento psicodélico alivia a largo plazo el sufrimiento emocional de los pacientes con cáncer

Un medicamento psicodélico alivia a largo plazo el sufrimiento emocional de los pacientes con cáncer

MARTES, 28 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Una sola dosis del ingrediente psicodélico de los "hongos mágicos" podría brindar un alivio duradero a los pacientes con cáncer que sufren de ansiedad y depresión, sugiere un nuevo estudio de tamaño reducido.

Los investigadores encontraron que de los 15 pacientes que recibieron un único tratamiento de psilocibina, la mayoría seguían mostrando mejoras "clínicamente significativas" en la ansiedad y la depresión cuatro años más tarde.

El estudio, publicado en la edición del 28 de enero de la revista Journal of Psychopharmacology, es un seguimiento de un estudio sobre el que se realizó un informe en 2016. En ese ensayo participaron 29 pacientes con cáncer que sufrían un sufrimiento psiquiátrico, quienes recibieron una sola dosis de psilocibina. La mayoría respondieron rápidamente, con efectos que duraron hasta seis meses.

Estos últimos hallazgos sugieren que puede haber un beneficio continuo de lo que muchos pacientes del estudio describieron como una "experiencia que cambia la vida", señalaron los investigadores.

"Puede sonar como vudú", dijo el investigador principal, el Dr. Stephen Ross, profesor asociado de psiquiatría de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Y la verdad es que nadie está exactamente seguro sobre cómo funciona la psilocibina para resolver una ansiedad y una depresión arraigadas, incluyendo el tipo de "sufrimiento existencial" que pueden padecer las personas con una enfermedad potencialmente letal.

Hace mucho que se han usado hongos mágicos por sus efectos alucinógenos, lo que significa que alteran las percepciones de los usuarios sobre lo que las rodea, así como sus propios pensamientos y sentimientos. Esto puede acabar de mala forma, por ejemplo si las personas creen equivocadamente que pueden volar.

Pero, administrada en un ámbito médico controlado, afirmó Ross, la psilocibina podría ayudar a las personas con un sufrimiento psicológico a "salir de ese lugar aterrador en que están atrapadas".

Enfatizó que la droga no es "magia" ni una "cura". En primer lugar, no todo el mundo se beneficia. Además, los pacientes del estudio también recibieron psicoterapia.

"No creo que se pueda simplemente administrar la psilocibina sola", apuntó Ross. "Sin duda lo vemos como una terapia asistida con psilocibina".

Y no es una terapia que pueda encontrar en el consultorio de su médico, todavía. La psilocibina es ilegal en Estados Unidos, y los investigadores necesitan una autorización para usarla en los estudios.

Pero un creciente número de instituciones están haciendo justo eso. La NYU, la Johns Hopkins, la Universidad de California y otras universidades están actualmente estudiando la terapia asistida con psilocibina para afecciones como los trastornos de la alimentación, la adicción y la depresión mayor.

La investigación médica de los psicodélicos como la psilocibina y el LSD comenzó en los años 50, y se detuvo, como todos saben, después de que su uso recreativo se disparara en la "contracultura" de los años 60.

"La investigación paró debido al contexto sociopolítico y el uso callejero, no porque la ciencia no la respaldara", comentó Matthew Johnson, director asociado del Centro de Investigación en Psicodélicos y Conciencia de la universidad.

Enfatizó que nadie sugiere que las personas deban tratar sus propios síntomas de salud mental con hongos. "Con el uso recreativo existe el riesgo de realizar conductas peligrosas", dijo Johnson.

"En el ámbito de la investigación, no solo minimizamos los riesgos, sino que también intentamos maximizar los beneficios", explicó.

"No prevería estos resultados positivos en las personas que usen la psilocibina por su cuenta", advirtió Johnson.

En cuanto a los mecanismos subyacentes de la psilocibina, la investigación apunta a una correlación entre las percepciones de los pacientes de las "experiencias místicas" mientras están drogados y la mejora de sus síntomas. Esas experiencias, explicó Johnson, pueden referirse a un sentimiento de trascendencia del ego o, en las personas que tienen inclinaciones religiosas, sentirse más cerca de Dios.

En esencia, la experiencia permite a algunas personas "realizar su propio autoanálisis", dijo Johnson.

¿Qué pasa con los efectos en el cerebro? Según Ross y sus colaboradores, hay evidencias de que la psilocibina altera la actividad en la red neuronal por defecto, que se activa cuando las personas autorreflexionan. Pero en las personas con depresión o ansiedad, la misma red puede estar hiperactiva y asociarse con la preocupación y la reflexión excesiva.

Se necesita más investigación para comprender qué sucede en el cerebro, dijo Johnson. Algo que es incluso más importante es que se necesitan los resultados de estudios rigurosos de mayor tamaño para probar que la psilocibina es una medicina efectiva.

Ross apuntó que una limitación del estudio actual es que todos los pacientes al final recibieron psilocibina, de forma que no hubo un grupo de "control" real.

Y los pacientes del estudio de seguimiento fueron personas que seguían con vida varios años tras un diagnóstico de cáncer, la mayoría de las cuales estaban en remisión completa o parcial. Ross planteó que siempre es posible que se sintieran bien aunque no hubieran recibido psilocibina.

Sin embargo, anotó, los supervivientes al cáncer con frecuencia sufren de una ansiedad y un miedo persistentes. Pero de los 15 pacientes del estudio, de un 60 a un 80 por ciento cumplían los criterios de mejoría "clínicamente significativa" en su ansiedad y depresión cuatro años más tarde.

Y casi todos, añadió Ross, seguían describiendo su experiencia con la psilocibina como una de las experiencias más significativas, personal o espiritualmente, de sus vidas.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre la gestión del sufrimiento emocional.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión