SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Algo nuevo para la insuficiencia cardíaca

Por HealthDay/HolaDoctor -

La cimaglermina parece fortalecer las células y mejorar la función cardiaca, informan unos investigadores

Los pacientes de insuficiencia cardiaca tienen corazones debilitados, pero unos investigadores afirman que un fármaco experimental usado por primera vez en los humanos podría reparar las células cardiacas y mejorar la función del corazón.

Según los resultados de un pequeño ensayo en fase 1, una sola infusión intravenosa del fármaco, la cimaglermina, fue segura y, a dosis altas, mejoró la función del corazón durante al menos tres meses.

"Ahora mismo tenemos muchas terapias que usamos para la insuficiencia cardiaca, y los pacientes [del estudio] las recibieron todas y seguían teniendo una disfunción cardiaca significativa", comentó el investigador líder, el Dr. Daniel Lenihan, profesor de medicina y director del programa de investigación clínica sobre el corazón de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.

Las personas con insuficiencia cardiaca con frecuencia toman una combinación de medicamentos, dijo Lenihan. Éstos incluyen medicamentos para reducir la presión arterial y diuréticos para ayudar a eliminar el exceso de fluidos que se acumula como resultado de los problemas con la capacidad de bombeo en el corazón. Además, algunas personas tienen desfibriladores o marcapasos implantados.

Incluso con todas esas opciones, la tasa de mortalidad en esos pacientes es "inaceptablemente alta", lamentó Lenihan.

La insuficiencia cardiaca, una afección en que el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo, es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Una cantidad significativa de pacientes de insuficiencia cardiaca no responden bien a los tratamientos actuales, sobre todo los pacientes cuya cámara cardiaca inferior izquierda, que bombea sangre a las arterias, está debilitada, comentó Lenihan.

La cimaglermina funciona como un factor de crecimiento para el corazón, ayudándolo a repararse a sí mismo tras una lesión, dijo Lenihan. Específicamente, se vincula a los receptores HER2 y HER4 en la superficie de las células cardiacas que son importantes para la reparación y la supervivencia celular, explicó.

Los investigadores han intentado usar células madre para reparar el músculo cardiaco de forma bastante parecida, comentó, pero esos esfuerzos no han resultado efectivos. "No se observa ningún efecto sostenido", añadió.

Un ensayo de fase 1 como este está diseñado para ver si un nuevo medicamento es seguro, no para evaluar su efectividad. Antes de que la cimaglermina se pueda usar para tratar pacientes, debe probar su valor en una serie de ensayos cada vez más grandes y difíciles, y entonces recibir la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Ese proceso puede tardar varios años. Según estos ensayos preliminares, se están planificando ensayos de mayor tamaño, dijo Lenihan.

"Aunque todavía está en una fase experimental, este medicamento podría ser una forma importante de mejorar la función del corazón en los pacientes con insuficiencia cardiaca", aseguró.

Para el estudio, Lenihan y sus colaboradores asignaron al azar a 40 pacientes a recibir una infusión de cimaglermina o un placebo.

En comparación con los pacientes que recibieron el placebo, los pacientes que recibieron una dosis alta de cimaglermina tuvieron un aumento sostenido en la capacidad del corazón de bombear sangre. La mejora duró 90 días, y el aumento máximo en la función cardiaca se alcanzó en 28 días, encontraron los investigadores.

Los efectos secundarios más comunes fueron el dolor de cabeza y las náuseas directamente tras recibir el fármaco. Un paciente que recibió la dosis más alta de cimaglermina desarrolló una función hepática anómala, que se resolvió en un periodo de dos semanas, dijo Lenihan.

El estudio fue financiado por Acorda Therapeutics, fabricante de la cimaglermina, y el informe se publicó en la edición en línea del 26 de diciembre de la revisa JACC: Basic to Translational Science.

La Dra. Nanette Bishopric es profesora de medicina en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, y autora de un editorial que acompañó al estudio en la revista. "Hace mucho que no ha habido un avance en los tratamientos para la insuficiencia cardiaca", señaló.

Pero la cimaglermina podría ser un fármaco de esas características, dijo. "Es sorprendente que se pueda administrar un fármaco una vez y que afecte a la función cardiaca tres meses después... es realmente extraordinario", enfatizó.

Todos los medicamentos que se usan ahora para tratar la insuficiencia cardiaca se tienen que administrar a diario o varias veces al día para que funcionen, dijo Bishopric. "Y cuando uno deja de tomarlos, dejan de funcionar", apuntó.

A pesar de los resultados alentadores de este primer ensayo, se necesitarán muchas más evaluaciones antes de que la cimaglermina se pueda considerar como un tratamiento estándar para la insuficiencia cardiaca, aclaró Bishopric.

"Estos hallazgos se deben replicar en ensayos más grandes, y hay que poder predecir si la mejora en la función cardiaca con la cimaglermina ayudará a la gente a vivir más y a sentirse mejor", anotó.

Más información

Para más información sobre la insuficiencia cardiaca, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad