¿Un medicamento para el VIH que solo se toma dos veces al año?

¿Un medicamento para el VIH que solo se toma dos veces al año?

MIÉRCOLES, 1 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Los científicos reportan un paso inicial hacia un medicamento para el VIH que podría potencialmente tomarse solo un par de veces al año.

Una sola inyección del medicamento experimental, llamado lenacapavir, pudo reducir los niveles de VIH en un pequeño grupo de pacientes. Y fue capaz de mantener unos niveles activos en la sangre durante más de seis meses.

Todo esto plantea la posibilidad de algún día contar con un tratamiento para el VIH que solo se debe tomar dos veces al año.

Los regímenes actuales de tratamiento para el VIH (unas combinaciones de fármacos orales, que con frecuencia se conocen como "cocteles") en general funcionen bien, señaló el coautor del estudio, el Dr. Martin Rhee.

"Pero los pacientes con frecuencia afirman que, con el tiempo, tomar unas pastillas diarias puede resultar difícil", comentó Rhee, director de investigación clínica de Gilead Sciences, Inc., que está desarrollando lenacapavir.

La esperanza es que unos medicamentos para el VIH de acción más prolongada puedan "liberar a las personas de las pastillas diarias", indicó Rhee.

Más allá de esto, anotó, los medicamentos de acción más prolongada podrían potencialmente ofrecer una forma más sencilla de prevenir el VIH en las personas con un riesgo alto. Ahora mismo, esto se logra mediante un régimen de pastillas diarias conocido como PrEP (profilaxis preexposición).

Pero falta mucho más trabajo. El nuevo estudio, que se publicó el 1 de julio en la revista Nature, ofrece una "prueba de principio" de que un intervalo de dosis cada seis meses es posible, aseguró Rhee.

Los investigadores encontraron que, en 40 personas sanas, el lenacapavir pareció ser seguro y pudo mantenerse activo en el cuerpo durante más de seis meses. Y, en 32 personas con un VIH que no se había tratado antes, una sola inyección redujo los niveles virales en la sangre en un plazo de nueve días.

Es alentador que el medicamento "se preste a una dosificación cada seis meses", comentó el Dr. Rajesh Gandhi, médico de enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Gandhi, que también es presidente electo de la Asociación de Medicina del VIH (HIV Medicine Association), se mostró de acuerdo en que hay una necesidad de unos medicamentos para el VIH de acción más prolongada.

El problema es que el VIH no se trata con un solo medicamento, con el fin de mantener el virus suprimido y limitar las probabilidades de que se haga resistente a los medicamentos.

Entonces, para que cualquier régimen administrado dos veces al año se convierta en realidad, explicó Gandhi, se deben emparejar dos medicamentos de acción prolongada.

"La pregunta es con qué medicamento emparejarlo", dijo.

Rhee dijo que Gilead está trabajando para encontrar esa pareja. De forma más inmediata, los investigadores estudiarán los efectos del lenacapavir, tomado cada seis meses, en pacientes con VIH que han probado muchos medicamentos estándar y que son resistentes a ellos.

Otros medicamentos de acción más prolongada para el VIH están más avanzados, aunque las dosis son más frecuentes que dos veces al año.

Los investigadores están estudiando una combinación de dos medicamentos inyectados (cabotegravir y rilpivirina) que se administra una vez al mes. La esperanza es mantener el VIH suprimido en los pacientes que han llevado el virus hasta unos niveles muy bajos con los medicamentos orales estándar.

Por otra parte, el cabotegravir también se está evaluando para la prevención del VIH en las personas con un riesgo alto, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. En esos ensayos, se administraron unas inyecciones cada dos meses.

Pero aunque unas dosis infrecuentes quizá sean cómodas y, con algo de suerte, hacer que el cumplimiento sea más fácil, hay preguntas sobre la seguridad. Si las personas tienen unos efectos secundarios del medicamento, por ejemplo, ¿significa esto que los sufrirán durante los seis meses?

Para ayudar a evitarlo, dijo Gandhi, los estudios han estado usando una fase de "introducción". Los pacientes primero toman unas versiones orales de los fármacos de acción prolongada, para asegurar de que puedan tolerarlos.

Pero otro problema, apuntó Gandhi, es qué sucedería si los pacientes omiten o retrasan una inyección. A medida que los niveles menguan en el cuerpo, el virus podría dispararse de nuevo, y quizá desarrolle una resistencia al medicamento.

Rhee se mostró de acuerdo en que es un problema al que se enfrentarán todos los medicamentos de acción prolongada para el VIH que se están desarrollando.

Aun así, los avances hacia nuevas opciones son alentadores, según Gandhi. Las personas con VIH deben saber que los científicos siguen trabajando en nuevos tratamientos, dijo, incluyendo formas potenciales de curarlo.

"Seguimos determinados a encontrar una cura", añadió Gandhi.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre el tratamiento del VIH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión