Un medicamento para el cáncer de mama demuestra un poder preventivo duradero

Un medicamento para el cáncer de mama demuestra un poder preventivo duradero

JUEVES, 12 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Casi seis años tras el final de un régimen de cinco años de duración del medicamento para el cáncer de mama anastrozol, las mujeres con un riesgo alto de cáncer de mama tenían un 50 por ciento menos de probabilidades de haber sufrido de la enfermedad, muestra una investigación reciente.

El ensayo incluyó a más de 3,800 mujeres postmenopáusicas con un riesgo alto de cáncer de mama. Se consideró que tenían un riesgo alto por una variedad de motivos, incluyendo tener dos o más familiares consanguíneas con cáncer de mama, tener una madre o una hermana que desarrollaran un cáncer de mama antes de los 50 años, y tener una madre o una hermana que tuvieran cáncer de mama en ambos senos.

Más o menos la mitad de las participantes se seleccionaron al azar para tomar anastrozol (Arimidex), un inhibidor de la aromatasa, durante cinco años, y alrededor de la mitad tomaron un placebo.

Como explicó una experta en cáncer de mama que no participó en el estudio, los medicamentos como el anastrozol pueden evitar la recurrencia del cáncer de mama.

"Una de las partes más importantes de mi trabajo como directora de un programa de cáncer de mama es administrar nuestra clínica de 'alto riesgo', y la pregunta más común que me hacen nuestras pacientes es qué pueden hacer para prevenir el cáncer de mama", señaló la Dra. Alice Police, directora de cirugía del seno del Instituto Oncológico de Northwell Health en Sleepy Hollow, Nueva York.

"Además de las intervenciones de estilo de vida, como la dieta y el ejercicio, y la cirugía profiláctica, hay fármacos que sabemos que reducen el riesgo futuro de cáncer de mama en este grupo en un 50 por ciento o más", aseguró. "El tamoxifeno es un fármaco que se ha usado con este propósito, históricamente, y este estudio observa al medicamento anastrozol como una alternativa".

Los nuevos hallazgos se presentaron el jueves en el Simposio del Cáncer de Mama de San Antonio, y se publicaron de forma simultánea en la revista The Lancet.

Según el autor del estudio, Jack Cuzick, el ensayo "se diseñó para investigar si cinco años de anastrozol pueden prevenir el cáncer de mama de forma segura y efectiva en mujeres postmenopáusicas que tienen un riesgo alto de la enfermedad".

En 2013, el equipo de la investigación "reportó que en los primeros siete años de seguimiento, el anastrozol redujo significativamente la incidencia del cáncer de mama, en comparación con el placebo, y que lo hizo con muy pocos efectos secundarios", anotó Cuzick en un comunicado de prensa del simposio.

"Nuestros nuevos datos muestran que tras un seguimiento mediano de 10.9 años, sigue habiendo una reducción significativa en la incidencia del cáncer de mama", apuntó Cuzick. Cuzick es director del Instituto Wolfson de Medicina Preventiva, presidente del Centro de Prevención del Cáncer, y profesor designado John Snow de epidemiología en la Universidad de la Reina María, en Londres.

"Es emocionante ver que el anastrozol tiene un impacto continuo en la incidencia de cáncer de mama incluso tras la finalización del tratamiento, dado que esto fortalece la propuesta para su uso como terapia de prevención del cáncer de mama", añadió.

"Otra forma de considerar los datos es que se traducen en un estimado de 29 mujeres que deban ser tratadas con anastrozol durante cinco años para prevenir un cáncer de mama durante el tratamiento y en los cinco años siguientes", explicó Cuzick.

"Eso es mucho menos que el estimado de 49 mujeres que deben ser tratadas con tamoxifeno durante cinco años para prevenir un cáncer de mama en el mismo periodo", aclaró.

Cuzick anotó que los beneficios preventivos del anastrozol se observan en el cáncer de mama de receptor de estrógeno positivo, y en el carcinoma ductal in situ, pero no en el cáncer de mama de receptor de estrógeno negativo. El anastrozol se dirige a la vía del estrógeno.

El estudio recibió financiación del fabricante del fármaco, AstraZeneca, y Cuzick, copresidente del estudio, es asesor de Myriad Genetics.

Police afirmó que los nuevos hallazgos son "emocionantes e importantes".

"Incluso tras dejar de tomar el fármaco, la protección continuó durante al menos cinco años más para la mayoría de los tipos de cáncer de mama", anotó. "Ahora tengo una respuesta incluso mejor para la pregunta '¿Qué más puedo hacer?'".

La Dra. Lauren Cassell es jefa de cirugía del seno en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al leer los hallazgos, se mostró de acuerdo en que los datos eran "una noticia extremadamente emocionante" para las pacientes.

"Sabíamos que el tamoxifeno puede reducir el riesgo de una mujer de desarrollar un cáncer de mama, lo que en realidad persiste más allá de los cinco años durante los cuales se toma", apuntó Cassell, pero "no teníamos los mismos datos respecto al anastrozol".

Cassell añadió que el uso de tamoxifeno y anastrozol presenta ventajas y desventajas.

"El anastrozol no implica un aumento en el riesgo de cáncer uterino o de coágulos sanguíneos, como encontramos en el tamoxifeno", indicó, "pero muchas pacientes se quejan de dolores significativos en las articulaciones [con el anastrozol], lo que hace que descontinúen el fármaco".

Hasta ahora, no está claro si el anastrozol reduce el riesgo de muerte por cáncer de mama, de forma que los investigadores planifican continuar el seguimiento de las participantes del estudio para intentar dar respuesta a esa pregunta.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre la prevención del cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión