Un informe encuentra que la salud de los estadounidenses flaquea

Un informe encuentra que la salud de los estadounidenses flaquea

MIÉRCOLES, 30 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Estados Unidos acaba de recibir su revisión anual, y las noticias no son buenas.

La esperanza de vida se ha reducido en los tres últimos años, debido a unas tasas crecientes de suicidios y sobredosis de medicamentos y drogas.

El uso de los cigarrillos electrónicos entre los adolescentes casi se duplicó en el año pasado, lo que aumenta el riesgo de adicción de toda una generación de estadounidenses.

Y solo alrededor de la mitad de los bebés sin seguro recibieron las vacunas recomendadas, lo que los deja vulnerable a enfermedades infecciosas prevenibles.

Esas son algunas de las observaciones importantes de Health, United States, 2018, un informe anual del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La esperanza de vida al nacer era de 78.6 años en 2017, una cifra que se ha reducido en los últimos años, según el informe.

La esperanza de vida se redujo en 0.2 años entre 2014 y 2015, y 0.1 años más entre 2015 y 2016.

Las muertes por los opioides y los suicidios

La reducción en la esperanza de vida está siendo provocada por las muertes entre estadounidenses más jóvenes, afirmó la coautora del informe, Renee Gindi, jefa de la rama de estudios analíticos del NCHS.

"Si más personas más jóvenes fallecen, eso reduce la esperanza de vida", dijo Gindi.

Esas muertes se vinculan con dos estadísticas destacadas: los aumentos en las muertes debidas a los suicidios y a las sobredosis de medicamentos y drogas.

La tasa de suicidio de los niños de 10 a 14 años se multiplicó por más de dos entre 2007 y 2017, al pasar de 0.9 muertes a 2.5 muertes por cada 100,000 niños, mostraron los hallazgos.

En el mismo periodo, las tasas generales de suicidio en EE. UU. aumentaron en un 24 por ciento, de 11.3 a 14 muertes por cada 100,000 personas.

La tasa de mortalidad por las sobredosis de medicamentos y drogas en EE. UU. también subieron un 82 por ciento, un aumento dramático a lo largo de una década, de 11.9 a 21.7 muertes por cada 100,000 personas.

"Observamos el aumento en las sobredosis de medicamentos y drogas y los suicidios en los adultos más jóvenes, donde no vemos unas tasas de mortalidad altas en esos grupos", lamentó Gindi. "Sin duda esto contribuye al declive en la esperanza de vida".

Epidemia de desesperanza

Otro problema es que el progreso en la lucha contra la enfermedad cardiaca, que es junto con el cáncer una de las dos causas más importantes de muerte en Estados Unidos, se ha ralentizado, añadió Gindi.

"La tasa de declive en las muertes relacionadas con la enfermedad cardiaca era más marcada antes, y en realidad está decayendo y haciéndose más estable desde 2011 más o menos", dijo Gindi. "Como es un factor contribuyente tan importante a la mortalidad general en EE. UU., aunque todavía esté bajando, como se ha nivelado observamos que la esperanza de vida sigue reduciéndose porque vemos aumentos en algunos grupos de edad más joven".

Cualquier intento por mejorar la esperanza de vida en Estados Unidos requerirá resolver la desesperanza que lleva a la gente a usar drogas y al suicidio, planteó Lori Tremmel Freeman, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de los Condados y Ciudades (National Association of County and City Health Officials).

"Nos enfocamos muy poco en los impactos generales en la salud del componente que no es médico de nuestro ambiente", señaló Freeman. "Cosas como la pobreza y la vivienda y la educación y las desigualdades, todos esos problemas que no son médicos son cosas que debemos tener en cuenta y resolver".

La desesperanza podría verse fomentada en parte por los costos de la atención de la salud, que siguen aumentando.

Los gastos personales en la salud aumentaron en un 3.8 por ciento entre 2016 y 2017, y ahora equivalen a casi 3 billones de dólares, dijeron los investigadores.

Para muchos, es demasiado que asumir. Por ejemplo, poco más de un 16 por ciento de los adultos que viven por debajo de la línea de la pobreza retrasaron o no recibieron la atención médica porque no podían costearla, en comparación con un 5 por ciento de las personas que ganan más del 400 por ciento por encima del nivel federal de pobreza, encontró el informe.

La popularidad del vapeo continúa

Otra estadística alarmante es sobre el uso de los cigarrillos electrónicos entre los adolescentes, que se disparó a casi un 21 por ciento en 2018, respecto a menos de un 12 por ciento en el año anterior, según el informe.

"El uso general de los productos de tabaco no ha cambiado entre los adolescentes, pero el uso de los cigarrillos electrónicos ha aumentado de forma sustancial", lamentó Gindi.

Y Freeman dijo que los jóvenes que se enganchan a la nicotina a través de los cigarrillos electrónicos son más vulnerables a la adicción. Necesitarán una atención especial a medida que crezcan para asegurar que no se enganchen a fumar o a las drogas.

"Estamos eliminando la disponibilidad de los cigarrillos electrónicos con sabores, pero nos queda una población de adultos jóvenes y niños que son adictos y que necesitarán servicios para vencer su adicción para que no se convierta en una adicción de otro tipo", planteó Freeman.

Las autoridades de salud también tienen dificultades para prevenir la propagación del sarampión, la tos ferina y otras enfermedades infecciosas mediante la vacunación, mostró el informe.

En 2017, alrededor de un 48 por ciento de los niños pequeños sin seguro habían recibido todas las vacunas recomendadas, una cifra significativamente más baja que las tasas de vacunación de los niños cubiertos por un seguro privado (de un 76 por ciento) o por Medicaid (de un 66.5 por ciento).

El número de niños sin seguro de salud se redujo en 3.8 puntos de porcentaje, a un 5.2 por ciento entre 2017 y 2018, reportaron los investigadores.

Pero sigue habiendo una cantidad inaceptablemente alta de niños sin protección contra unos patógenos peligrosos, advirtió Freeman.

Aunque no ayuda, el movimiento antivacunas de EE. UU. no es la causa principal de esto, anotó Freeman.

"Sabemos que en realidad se ve fomentado por la renuencia a vacunarse, y parte de eso se resuelve de forma fácil si podemos trabajar con los padres antes de que ni siquiera tengan hijos, explicándoles la importancia del programa de vacunación para ayudar al niño a tener una vida larga y sana", añadió.

Algunos datos alentadores

No todas las noticias del informe son malas.

Las tasas de nacimientos entre adolescentes se redujeron en más de la mitad en la última década, de 41.5 nacimientos vivos por cada 1,000 adolescentes en 2007 a 18.8 en 2017.

Pero a las autoridades de salud pública les preocupa que este progreso esté en riesgo debido a los ataques continuos contra la financiación para la planificación familiar del Título X, dijo Freeman.

"Si queremos seguir viendo una tendencia a la baja en los embarazos de adolescentes, debemos mantener los niveles altos de educación, servicios de prevención primaria y acceso a los anticonceptivos", enfatizó Freeman.

Otra tendencia positiva implica al declive continuo en la tasa de mortalidad infantil. Las tasas de mortalidad infantil se han reducido a menos de una quinta parte desde 1950, y ahora son de 5.8 muertes infantiles por cada 1,000 nacimientos vivos.

Pero eso también tiene un lado oscuro, anotó Freeman.

La tasa de mortalidad infantil de las mujeres negras, amerindias y nativas de Alaska (de más o menos 9 por cada 1,000 nacimientos vivos) es de más del doble que la tasa de las mujeres asiáticas o de las Islas del Pacífico (de 4 por cada 1,000 nacimientos vivos). Las blancas tienen una tasa de mortalidad infantil de alrededor de 4.9 por cada 1,000 nacimientos vivos.

"Todavía existen muchas desigualdades en muchas de las medidas", añadió Freeman.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las muertes por sobredosis de medicamentos y drogas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión