Un informe encuentra que el mundo está mal preparado para la próxima pandemia

VIERNES, 10 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- El mundo no está preparado para prevenir o gestionar otra pandemia, porque muchos países no están tomando las medidas necesarias para prepararse para lo que es probable que sea una situación futura inevitable, muestra un informe reciente.

El Índice Mundial de Seguridad Sanitaria (Global Health Security, GHS), una evaluación de la preparación para varias emergencias y problemas de la salud, es producido por Nuclear Threat Initiative, Economist Impact y el Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en la Facultad de Salud Pública Bloomberg.

Un informe encuentra que el mundo está mal preparado para la próxima pandemia

"El Índice GHS 2021 sigue mostrando que todos los países todavía carecen de algunas capacidades esenciales, lo que impide su capacidad de responder de forma efectiva a la COVID-19 y reduce su preparación para las futuras amenazas de epidemias y pandemias. La puntuación promedio por país en 2021 fue de 38.9 de 100, algo que básicamente no cambió respecto a 2019", encontró el informe.

Estados Unidos tuvo la puntuación total más alta, con poco menos de 76.

La preparación para la prevención ante el surgimiento de nuevos patógenos fue el área con la puntuación mundial más baja.

"El promedio global para la prevención del surgimiento o liberación de patógenos es de 28.4 de 100, lo que la convierte en la categoría con la puntuación más baja dentro del Índice GHS", escribieron los autores del informe. Dijeron que 113 países "prestan poca o ninguna atención" a las enfermedades transmitidas de animales a humanos.

En los últimos tres años, 155 de los 195 países de la encuesta no invirtieron en preparación para una pandemia o epidemia, y un 70 por ciento no invirtieron en clínicas, hospitales y centros de salud comunitarios.

"Ahora, los líderes tienen una alternativa", dijo a CNN la Dra. Jennifer Nuzzo, experta sénior del centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. "Pueden realizar inversiones dedicadas y sostenibles en las nuevas capacidades que se crearon durante la respuesta a la COVID-19 para preparar a sus países a largo plazo, o pueden volver al ciclo de décadas de antigüedad de pánico y descuido que dejará al mundo en un grave riesgo durante las inevitables amenazas futuras de salud pública".

El documento también señaló que las personas de 161 países tienen unos niveles entre bajos y moderados de confianza pública en sus gobiernos, un factor clave entre los países con un número alto de casos y muertes por la COVID-19, y que Estados Unidos tiene la puntuación más baja posible en esa área.

"Esta falta de confianza puede socavar el cumplimiento público de las medidas de control de las enfermedades, por ejemplo el uso de máscaras o cumplir con las recomendaciones de confinamiento en casa o los protocolos de vacunación, que se han reportado entre las dificultades actuales de la respuesta de EE. UU. a la COVID-19", escribieron los autores del índice. "A lo largo de casi dos años, los políticos de EE. UU. han cuestionado los motivos y los mensajes de las autoridades de salud, y han debatido la gravedad del virus y la efectividad y seguridad de las vacunas. El resultado es que, en muchas áreas del país, las personas no han estado dispuestas a cumplir las recomendaciones de salud pública que ralentizarían la propagación del virus".

Otras debilidades en Estados Unidos incluyen un acceso limitado a la atención de salud sin barreras de costo, y unas cantidades más bajas de personal de atención de la salud y de camas de hospital per cápita que muchos otros países con unos ingresos altos, encontró el informe.

Más información

Visite ready.gov para más información sobre la preparación para las pandemias.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Global Health Security Index, December 2021, CNN

Comparte tu opinión