SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Un impuesto a los coches en una ciudad redujo la contaminación y el riesgo de asma de los niños

Una medida de tráfico en Suecia redujo las tasas de la enfermedad de la respiración sibilante en un 50 por ciento, informan los investigadores

Una medida de tráfico en Suecia redujo las tasas de la enfermedad de la respiración sibilante en un 50 por ciento, informan los investigadores

MARTES, 7 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- Un impuesto diseñado para reducir el tráfico por el centro de la ciudad en Estocolmo, Suecia, se redujo con una reducción en los ataques de asma de los niños, sugiere un nuevo estudio.

"Los mensajes clave de este estudio son que se pueden lograr ganancias para la salud a través de esfuerzos por reducir la contaminación atmosférica, y que debemos ser pacientes y esperar que surja el panorama completo", planteó la autora del estudio, Emilia Simeonova, profesora asistente en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Después de que Estocolmo introdujera el "impuesto contra la congestión" como un experimento en 2006 para disuadir a las personas de que condujeran por el centro de la ciudad, el flujo de tráfico mejoró y los niveles de contaminación atmosférica se redujeron entre un 5 y un 10 por ciento. El impuesto se convirtió en ley en 2007.

El impuesto cuesta a los conductores el equivalente a 2.60 dólares cuando conducen en ciertas áreas de la ciudad en los horarios congestionados de los días laborales. El impuesto se recolecta a través de escáneres que recogen información de las placas de los vehículos.

Además de la reducción en los niveles de contaminación atmosférica, hubo una reducción inesperada en las tasas de asma de los niños de hasta 6 años de edad. Los ataques de asma bajaron en casi un 50 por ciento entre los niños locales tras la introducción del impuesto, según los hallazgos del estudio.

Pero el estudio no pudo probar una relación causal.

Los investigadores reportaron que la reducción en los ataques de asma ocurrió de forma gradual a lo largo de varios años.

Los ataques de asma se redujeron en más de un 12 por ciento en los primeros siete meses tras la introducción del impuesto contra la congestión. A lo largo de los próximos años, el asma se redujo en un 47 por ciento, encontró el estudio.

Esto sugiere que los beneficios completos de una reducción en la contaminación atmosférica podrían no ocurrir de inmediato, según Simeonova.

"Estos hallazgos muestran que las tarifas contra el tráfico congestionado en las grandes ciudades pueden tener unos efectos significativamente positivos para la salud a corto plazo, pero unos beneficios incluso mayores a más largo plazo", planteó Simeonova en un comunicado de prensa de la Hopkins.

El estudio fue presentado en la reunión anual de la Asociación Americana de Economía (American Economic Association), en Chicago. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los EE. UU. tiene más información sobre el asma.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad