Un hospital defiende la decisión de negar un trasplante de corazón a un hombre sin vacunar

JUEVES, 27 de enero de 2022 (HealthDay News) -- En respuesta a las afirmaciones de que negaron un trasplante de corazón a un hombre porque se rehusó a vacunarse contra la COVID-19, el Hospital Brigham and Women's, de Boston, señaló el miércoles que sus políticas de trasplantes son iguales a las que se utilizan en todo Estados Unidos.

En una solicitud de financiación colectiva para D.J. Ferguson, de 32 años y padre de dos hijos, su familia aseguró que el hospital le dijo que no era elegible para recibir un nuevo corazón porque no se había vacunado, informó Associated Press.

Un hospital defiende la decisión de negar un trasplante de corazón a un hombre sin vacunar

Su madre, Tracey Ferguson, señaló que su hijo no está en contra de las vacunas, sino que le preocupan las vacunas contra la COVID-19 porque tiene un trastorno del ritmo cardiaco llamado fibrilación auricular.

"D.J. es un paciente informado", declaró a AP. "Quiere que sus médicos le aseguren que su afección no empeoraría ni sería letal con esta vacuna contra la COVID".

El hospital citó las leyes sobre la privacidad del paciente y no comentó de forma directa sobre el caso. En vez de esto, anotó que su sitio web señala con claridad que la vacuna contra la COVID-19 es una de varias inmunizaciones (entre ellas una vacuna contra la hepatitis y una contra la hepatitis B) que requieren la mayoría de los programas de trasplantes de EE. UU., reportó AP.

El hospital también apuntó que sus políticas concuerdan con las recomendaciones de la Sociedad Americana de Trasplantes (American Society of Transplantation), y que la investigación muestra que los receptores de trasplantes ya tienen un riesgo más alto de morir de COVID-19 que las personas que no han recibido trasplantes.

Junto con la vacunación contra la COVID-19, los candidatos potenciales a trasplantes deben cumplir otros requisitos de salud y estilo de vida, y no se sabe cuál es la situación de D.J. Ferguson en esta área, según AP.

Otros hospitales de EE. UU. se han enfrentado a críticas por negar trasplantes a pacientes que no se habían vacunado contra la COVID-19.

Una mujer de Colorado que sufría de enfermedad renal en etapa final dijo en octubre que le negaron un trasplante de riñón porque no estaba vacunada. Leilani Lutali, una cristiana nacida de nuevo, comentó que se opone a la inmunización debido al rol que las líneas de células fetales tuvieron en el desarrollo de algunas vacunas.

Pero cualquier cirugía sobrecarga al sistema inmunitario de un paciente, y puede dejarlo vulnerable a contraer la COVID-19. Y los receptores de trasplantes de órganos son incluso más vulnerables, porque deben tomar unos potentes medicamentos que suprimen a su sistema inmunitario para evitar que su cuerpo rechace el nuevo órgano, aclaró cuando sucedió el caso de Chicago en una declaración Nancy Foster, vicepresidenta de políticas de calidad y de seguridad del paciente de la Asociación Americana de Hospitales (American Hospital Association).

"Además, si los pacientes tuvieran que esperar a vacunarse hasta después de la cirugía, es poco probable que su sistema inmunitario pudiera crear la reacción de anticuerpos deseada, dado que están tomando medicamentos contra el rechazo", añadió Foster.

Como hay una escasez de órganos donados, los centros de trasplante solo ponen en la lista de espera a los pacientes que consideran que tienen las mayores probabilidades de sobrevivir con un nuevo órgano, apuntaron los expertos.

"Un corazón donado es un regalo valioso y escaso que se debe cuidar bien", declaró a AP el Dr. Howard Eisen, director médico del programa de insuficiencia cardiaca avanzada de la Universidad Estatal de Pensilvania. "Nuestra meta es preservar la supervivencia del paciente y unos buenos resultados tras el trasplante".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Associated Press

Comparte tu opinión