Un hombre joven que sobrevivió a la COVID-19 recibe con éxito un trasplante de corazón

JUEVES, 16 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Tras casi morir por un caso grave de COVID-19, un joven paciente de sexo masculino recibió con éxito un trasplante de corazón, aunque se estaba recuperando de su infección mientras estaba en un ventilador, informa un nuevo estudio de caso.

El trasplante se realizó en el paciente de 31 años en el Hospital Israelita Albert Einstein en Sao Paulo, Brasil, en mayo.

Un hombre joven que sobrevivió a la COVID-19 recibe con éxito un trasplante de corazón

Es uno de los primeros casos de su tipo en el mundo, y muestra que los trasplantes cardiacos se pueden realizar con éxito tras una infección grave con la COVID-19, según el Dr. Eduardo Mocsári, uno de los anestesiólogos del equipo de trasplante.

Tras ser diagnosticado con una cardiomiopatía hereditaria hace unos años, el paciente había desarrollado insuficiencia cardiaca, y tenía programado recibir un nuevo corazón. Pero tuvo un resultado positivo de COVID-19 cuando fue admitido al hospital para su trasplante, lo que hizo que se pospusiera.

Desarrolló una insuficiencia respiratoria debido a la COVID-19, y lo pusieron en un ventilador. Entonces, desarrolló un shock cardiogénico, una afección potencialmente letal en que el corazón de repente no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo, y lo pusieron en una OMEC, una máquina que reemplaza la función del corazón y los pulmones.

Aunque el hombre no se había recuperado del todo de la COVID-19, su corazón seguía empeorando, y los médicos decidieron que seguir adelante con el trasplante era su mayor posibilidad de sobrevivir.

El trasplante se realizó 42 días después de que el paciente fuera diagnosticado con COVID-19. En el momento de su trasplante, tenía resultados negativos en las pruebas de la COVID-19, pero todavía requería un ventilador y la OMEC. Los miembros del equipo de trasplante usaron un equipo de protección personal (EPP) completo durante el procedimiento de cinco horas.

El hombre pasó 20 días en cuidados intensivos, y abandonó el hospital 66 días tras su trasplante de corazón, según el estudio de caso, que se presentó el miércoles en línea en la reunión anual de la Sociedad Europea de Anestesiología y Cuidados Intensivos (European Society of Anaesthesiology and Intensive Care, ESAIC). Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

El paciente desarrolló una complicación, una necrosis de los dedos del pie que resultó en la amputación de algunos, y tendrá que tomar inmunosupresores durante toda la vida para prevenir cualquier rechazo de su nuevo corazón.

Ahora, el hombre está hospitalizado por una infección abdominal, pero ha respondido bien al tratamiento y está a punto de recibir el alta.

"El trasplante de corazón tras una infección con la COVID-19 es algo nuevo, y todavía estamos aprendiendo sobre los riesgos y las complicaciones", aseguró Mocsári en un comunicado de prensa de la reunión.

"En este caso, el paciente no se había recuperado del todo, y nos preocupaba que su COVID empeorara. Varios estudios han indicado que los pacientes de trasplante tienen un riesgo más alto de una COVID más grave y de morir de la enfermedad", anotó Mocsári. "Pero como su corazón seguía deteriorándose, decidimos que el trasplante representaba sus mayores probabilidades de sobrevivir".

El estudio de caso muestra que "a pesar de que haya pocos informes en la literatura, el trasplante de corazón en los pacientes que han tenido una COVID-19 grave puede tener un resultado favorable", concluyó Mocsári. "Hay situaciones en que, a pesar de todos los factores desconocidos, un trasplante es la mejor opción. Estos descubrimientos, y los avances médicos, se logran cuando se va más allá de fronteras como estas".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más información sobre los trasplantes de corazón.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Society of Anaesthesiology and Intensive Care, news release, Dec. 15, 2021

Comparte tu opinión