Un hábito de opioides y metanfetamina es particularmente difícil de vencer

Un hábito de opioides y metanfetamina es particularmente difícil de vencer

MARTES, 31 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- La adicción a los opioides ya es bastante difícil de superar, pero una nueva investigación muestra que tener un hábito de metanfetamina al mismo tiempo podría hacer que abandonar las drogas sea mucho más difícil.

En el estudio, los investigadores observaron a 799 personas que recibían tratamiento para la adicción a los opioides en tres centros del estado de Washington. Encontraron que el uso de metanfetamina se asociaba con un riesgo más de dos veces más alto de abandonar el tratamiento para la adicción a los opioides.

La metanfetamina es un estimulante altamente adictivo que afecta al sistema nervioso central.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista Journal of Substance Abuse Treatment.

La autora del estudio, Judith Tsui, una profesional clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington que se especializa en el tratamiento de la adicción, notó que un creciente número de los pacientes que trataba por un trastorno de adicción a los opioides también usaban metanfetamina.

Tsui comenzaba a administrar buprenorfina, un medicamento para tratar la adicción a los opioides, a los pacientes, pero muchos no completaban el tratamiento.

"Este estudio confirma lo que percibimos anecdóticamente", señaló Tsui en un comunicado de prensa de la universidad. "El próximo paso es incluir en los modelos de tratamiento cómo podemos ayudar a los pacientes que tienen problemas tanto con los opioides como con la anfetamina para que tengan éxito".

El uso de metanfetamina está aumentando en la Costa Oeste. Una encuesta del Sistema Nacional de Alertas Tempranas sobre Drogas publicada en septiembre de 2018 mostró que más de un 70 por ciento de las agencias policiales locales de las regiones del Pacífico y del Oeste Centro dijeron que la metanfetamina es la mayor amenaza en su área.

No está claro por qué las personas adictas tanto a las metanfetaminas como a los opioides tienen una mayor dificultad para completar el tratamiento para la adicción a los opioides, pero Tsui anotó que muchos de esos pacientes se enfrentan a dificultades significativas en su vidas.

"Una proporción sustancial de esos pacientes no tienen techo y quizá usen la metanfetamina para mantenerse despiertos de noche solo para permanecer seguros y vigilar sus pertenencias", indicó.

Tsui añadió que los pacientes también afirman que las calles están inundadas de metanfetaminas. Algunos pacientes han solicitado el tratamiento con estimulantes recetados, como Adderall y Ritalin, para ayudarlos a dejar de usar metanfetaminas.

Pero se necesita más investigación para determinar si el uso de esos fármacos es efectivo para tratar la adicción a la metanfetamina, anotó Tsui.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre la metanfetamina.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión