Un grupo de pediatras afirma que el juego infantil es saludable

Un grupo de pediatras afirma que el juego infantil es saludable

MARTES, 21 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- El juego es el trabajo más importante de un niño, como les gusta decir a los maestros de preescolar, y un nuevo informe de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) se muestra totalmente de acuerdo.

El juego es esencial para que los niños desarrollen habilidades sociales y mentales, eviten el estrés y creen un vínculo sano con los padres, afirman los expertos en la salud infantil.

"Estamos recomendando que los médicos receten el juego, porque es tan importante", dijo el autor principal del informe, el Dr. Michael Yogman, profesor clínico asistente de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, y pediatra en Cambridge, Massachusetts.

El juego refina las habilidades sociales, emocionales, de lenguaje y de pensamiento de los niños, habilidades que la próxima generación necesitará para competir en un mundo que requiere colaboración e innovación, comentó en un comunicado de prensa de la AAP.

"No es posible exagerar los beneficios del juego en términos de mitigar el estrés, mejorar las habilidades académicas y ayudar a construir relaciones seguras, estables y enriquecedoras que protegen contra el estrés tóxico y fomentan la resiliencia socioemocional", añadió Yogman.

El informe aparece en la edición en línea del 20 de agosto de la revista Pediatrics. Actualiza un informe clínico de 2007 con nuevas investigaciones que subrayan la importancia del juego.

Un estudio, por ejemplo, encontró que los niveles de estrés en los niños de 3 y 4 años que estaban ansiosos sobre el inicio del preescolar eran dos veces más bajos entre los niños que pasaron 15 minutos jugando que entre los que simplemente escucharon a un maestro leerles un cuento.

Los investigadores también encontraron que los niños en edad preescolar que tenían un comportamiento conflictivo se comportaban mejor cuando su maestro jugaba con ellos individualmente de forma regular a lo largo de un año.

Lamentablemente, los estudios muestran que los niños juegan ahora menos que nunca. Entre 1981 y 1997, el tiempo de juego de los niños se redujo en un 25 por ciento. Y un 30 por ciento de los niños de kindergarten ya no tienen receso, muestra la investigación.

Una encuesta de casi 9,000 niños de preescolar y sus padres encontró que apenas la mitad de los niños salían al aire libre a caminar o a jugar con uno de sus padres una vez al día.

Además, 9 de cada 10 padres expresan preocupaciones sobre la seguridad cuando su hijo juega al aire libre, y un niño de preescolar típico ve 4.5 horas de televisión cada día, han encontrado otras encuestas.

Según el Dr. Jeffrey Hutchinson, un pediatra, "el uso de medios como la televisión, los videojuegos, las aplicaciones para smartphones y tabletas distrae cada vez más a los niños del juego. Es preocupante cuando la inmersión en los medios electrónicos reduce el tiempo de juego real, ya sea al aire libre o bajo techo". Hutchinson es coautor del nuevo informe.

"Aunque la participación activa en medios adecuados para la edad puede ser beneficiosa para los niños mayores, sobre todo si es respaldado por un uso conjunto con sus compañeros o padres, las interacciones sociales y el juego en tiempo real son superiores a los medios digitales para el aprendizaje", dijo en el comunicado de prensa.

La AAP planteó que los médicos deben animar a los padres a jugar con sus hijos al darles una "receta de juego" en cada visita de rutina del niño durante los dos primeros años de vida. Los nuevos padres deben responder a las pistas no verbales del bebé durante los primeros meses de vida. Por ejemplo, cuando un bebé le sonría, sonríale también. El escondite ("peek-a-boo", "cucú tras") también es un juego importante.

Los maestros, los pediatras y los padres deben respaldar un juego no estructurado y un aprendizaje lúdico en los preescolares y las escuelas, según el informe. Los maestros se deben enfocar en un aprendizaje lúdico al permitir a los niños tomar la iniciativa y guiarse por su curiosidad.

También es importante promover el receso y la actividad física diaria en los niños, según el informe de la AAP.

Yogman sugirió que "la próxima vez que su hijo quiera jugar con usted, dígale que sí. Es una de las mejores partes de ser padre, y una de las mejores cosas que puede hacer por su hijo. El juego es importante tanto para los niños como para sus padres, dado que compartir momentos alegres durante el juego solo puede mejorar su relación".

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece más información sobre el juego.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión