Un grupo de pediatras aborda el racismo en la atención de la salud

Un grupo de pediatras aborda el racismo en la atención de la salud
| Foto: HEALTHDAY

Mientras la lucha contra el racismo en Estados Unidos se sigue cociendo a fuego lento, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) realizó un análisis riguroso de las brechas raciales en la atención de la salud de los niños durante su reunión anual.

"Sabemos que el racismo es un determinante social de la salud, y que es un asunto de salud pública, de manera que pasamos mucho tiempo centrados en eso", dijo la Dra. Elizabeth Murray, pediatra del Centro Médico de la Universidad de Rochester durante una entrevista reciente de HD Live!.

Los pediatras deben hacerse más conscientes de cómo el racismo afecta a la salud física y mental de los niños, comentó Murray, vocera de la academia.

"Necesitamos hablar de racismo, aprender a ser antirracistas y que todos tenemos trabajo por hacer", aseguró Murray. "También debemos identificar los traumas que han experimentado los niños y las personas de color, que han sucedido en este país de forma regular, tanto si son los actos manifiestamente violentos que vemos en televisión, o en ocasiones mensajes más sutiles en los que la persona de color quizá es siempre el malo de los programas de televisión".

El acceso a la atención de los niños de las minorías y con bajos ingresos es una preocupación central para las próximas elecciones, añadió Murray.

"Debemos continuar con la financiación de Medicaid y del Programa de Seguro de Salud para Niños [CHIP]", concluyó Murray. "Una atención preventiva abarcadora al final ahorra dinero. Si no tenemos acceso a la atención preventiva y de rutina, tendremos una población más enferma".

"Los niños son el 25 por ciento de la población, pero también sabemos que son el 100 por ciento del futuro, así que debemos asegurarnos de cuidarlos ahora", prosiguió Murray.

La reunión de la AAP, celebrada del 2 al 5 de octubre y presenciada de forma virtual por más de 14,000 personas, también abordó cómo la pandemia de la COVID-19 ha afectado a la salud de los niños.

"En la AAP nos gustaría mucho garantizar que cualquier vacuna para la COVID se pruebe y estudie también en niños, porque ellos son una parte de la población que sin duda habrá que vacunar en algún momento", afirmó Murray.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., advirtió durante un discurso en la reunión que la aprobación de una vacuna para la COVID no acabará de forma inmediata con la pandemia.

"En realidad, su objetivo fue recalcar que una vacuna no hace magia", dijo Murray. "No va a ser lo que consiga que al final todo desaparezca de repente. Todavía tenemos mucho trabajo por hacer, porque es posible que se tarde de meses a años en desplegar una vacuna, en el momento que tengamos una que haya demostrado ser segura".

Mientras tanto, las personas deberán seguir llevando máscaras, practicar el distanciamiento social, tener una buena higiene de las manos y seguir el resto de medidas de prevención de la infección que han publicitado las autoridades de salud pública, dijo Murray.

Los pediatras han colaborado para garantizar la seguridad de los pacientes durante la pandemia. Los niños pueden vacunarse en las clínicas de vacunación ambulatorias de algunos lugares, dijo Murray. Otras clínicas atienden a los niños enfermos temprano, y entonces realizan una limpieza en profundidad de todo el consultorio antes de las revisiones de rutina posteriores.

"En todo esto, ha habido un mensaje claro de que las revisiones de rutina, en especial para los niños más pequeños, deben continuar, ya que son muy importantes para la salud general del niño", concluyó Murray.

Comparte tu opinión