Un gen en particular podría ayudar a proteger a las personas en riesgo de Alzheimer

Un gen en particular podría ayudar a proteger a las personas en riesgo de Alzheimer

LUNES, 13 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Las personas que portan un gen llamado APOE4 se enfrentan a un riesgo más elevado de Alzheimer. Pero ese efecto podría reducirse si tuvieron más suerte con un gen distinto, encontraron unos investigadores.

Hace mucho que los científicos saben que el gen APOE es la influencia genética más potente respecto a si las personas desarrollan o no Alzheimer más adelante en la vida. Las que portan una forma del gen llamada E4 tienen un riesgo más alto que el promedio.

Pero no todos los portadores del APOE4 desarrollan Alzheimer, y es importante comprender qué protege a esas personas, señaló el coautor del estudio, el Dr. Michael Greicius, profesor asociado de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en California.

Basándose en los hallazgos de su equipo, portar otro gen, llamado klotho, podría resultar muy importante. Entre los portadores de APOE4, los que también portan una forma "protectora" del gen klotho tienen un 30 por ciento menos de probabilidades de haber desarrollado Alzheimer a los 80 años.

La Dra. Dena Dubal, neuróloga, dijo que esto sugiere que la variante del klotho puede ayudar al cerebro a "evitar por completo los efectos nocivos del APOE4".

Dubal es editora asociada de la revista JAMA Neurology, que publicó el estudio en línea el 13 de abril. Es autora de un editorial publicado junto con los hallazgos.

El gen klotho recibió su nombre de una Moira grieta e hija de Zeus, de quien se contaba que tejía el hilo de la vida. Recibió ese nombre porque estudios recientes han revelado que el gen es importante para un envejecimiento sano, en ratones de laboratorio y en personas.

"Básicamente, es un gen de la longevidad", apuntó Greicius.

Lo que no está claro, dijo, es la forma exacta en que el klotho contrarresta algunos de los efectos nocivos del APOE4. Si los investigadores pueden averiguarlo, añadió Greicius, podría potencialmente conducir a nuevos tratamientos o formas de prevenir el Alzheimer.

Todos heredamos dos copias de cada gen, una de cada progenitor. En Estados Unidos, alrededor de un 25 por ciento de la población porta una copia del APOE4, y su riesgo de Alzheimer es de tres a cuatro veces más alto que el promedio, según el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. Un pequeño porcentaje porta dos copias, y su riesgo es incluso mayor.

Con el klotho, explicó Greicius, es mejor heredar una sola copia de la forma protectora. Esto parece elevar los niveles de la proteína klotho en la sangre. Además, las personas que portan una copia tienden a vivir más tiempo y a estar más sanas, en comparación con las que portan dos copias, o ninguna.

Resulta que la situación ideal respecto al klotho es igual de común que la variante genética APOE4: alrededor de una cuarta parte de los estadounidenses portan una copia de la forma protectora del gen, según Greicius.

En el estudio actual, su equipo revisó las bases de datos de investigación disponibles públicamente, recolectando los datos de más de 20,000 personas de a partir de 60 años, algunas con Alzheimer, otras con un deterioro más leve, y algunas con unas habilidades de pensamiento y memoria intactas.

Entre los portadores de APOE4, los que también portaban una copia de la variante protectora del klotho tenían un 30 por ciento menos de probabilidades de haber desarrollado Alzheimer a los 80 años. Pero no hubo evidencias de que la variante del klotho protegiera a las personas que no portaban la variante APOE4.

"Esto nos sugiere que podría haber una interacción entre la variante de klotho y el APOE4", planteó Greicius.

Comprender qué está sucediendo será importante, aseguró Dubal. En este momento, anotó, hay algunas pistas de la investigación con animales. En los ratones de laboratorio, unos niveles más altos de klotho mejoran la función cerebral.

"Tal vez el klotho, junto con un estilo de vida saludable, podría ser un tratamiento efectivo para los portadores de APOE4 para evitar el Alzheimer", especuló Dubal. "Necesitamos más trabajo sobre esta vía".

Parece lógico que aumentar los niveles de klotho en el cuerpo pudiera ser beneficioso, concurrió Greicius. Pero enfatizó que nadie sabe si en realidad es así.

Los hallazgos plantean otra pregunta. ¿Se debe evaluar el genotipo de klotho de los portadores de APOE4? Greicius dijo que cree que es necesario realizar más investigación antes.

Rebecca Edelmayer, directora de implicación científica de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), se hizo eco de esa idea.

"No creo que sea algo sobre lo que pueda hablar con su médico hoy, aunque quizá lo sea en un futuro", dijo Edelmayer. Anotó que los investigadores siguen indagando la genética del Alzheimer, y que bien podría resultar que otros genes (e interacciones genéticas) sean también esenciales para el rompecabezas.

Y también están las medidas del estilo de vida: una dieta saludable, el ejercicio, controlar las afecciones de salud como la hipertensión y la diabetes, y desafiar a la mente con actividades mentalmente estimulantes. La investigación sugiere que, en general, esas cosas pueden ayudar a proteger al cerebro que envejece, añadió Edelmayer.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. tiene más información sobre la genética del Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión