Un estudio vincula los alisadores y los tintes para el pelo con el cáncer de mama

Un estudio vincula los alisadores y los tintes para el pelo con el cáncer de mama

MIÉRCOLES, 4 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- ¿Podrían los tintes permanentes y los alisadores químicos para el pelo aumentar el riesgo de cáncer de mama de una mujer? Un nuevo estudio sugiere que quizá sí.

Los investigadores analizaron los datos de casi 47,000 mujeres de EE. UU., a quienes se dio un seguimiento promedio de más de ocho años como parte del Estudio de las hermanas, que se realizó con fondos federales. Todas las mujeres tenían una hermana que había sido diagnosticada con un cáncer de mama, pero las participantes no tenían un cáncer de mama al inicio del estudio.

Aunque no pudo probar causalidad, el estudio encontró que las mujeres que habían usado un tinte permanente para el pelo en el año anterior a inscribirse en el estudio tenían un 9 por ciento más de probabilidades de desarrollar un cáncer de mama que las que no usaban tinte para el pelo.

El riesgo fue notablemente más alto entre las mujeres negras. Su uso de tintes permanentes cada cinco a ocho semanas o más se asoció con un aumento del 60 por ciento en el riesgo de cáncer de mama, en comparación con un aumento del 8 por ciento en el riesgo en las mujeres blancas, encontraron los investigadores.

Pero entre las mujeres que usaban tintes semipermanentes o temporales para el pelo hubo poco o ningún aumento en el riesgo de cáncer de mama.

El estudio también encontró que las mujeres que usaban alisadores químicos para el pelo al menos cada cinco a ocho semanas tenían alrededor de un 30 por ciento más de probabilidades de desarrollar un cáncer de mama que las que no usaban esos productos.

La asociación entre el uso de los alisadores y el cáncer de mama fue similar entre las mujeres negras y las blancas, pero el uso del alisador era mucho más común entre las mujeres negras, según los investigadores, del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental (NIEHS) de EE. UU.

Los hallazgos deben ser replicados en otros estudios, enfatizó la coautora del estudio Dale Sandler, jefa de la Rama de Epidemiología del NIEHS. Incluso así, quizá sea sensato evitar los alisadores químicos y los tintes permanentes para el pelo, aconsejó.

"Nos exponemos a muchas cosas que podrían potencialmente contribuir al cáncer de mama, y es poco probable que ningún factor en particular explique el riesgo de una mujer", planteó Sandler en un comunicado de prensa del NIEHS. "Aunque es demasiado pronto para hacer una recomendación firme, evitar esas sustancias químicas podría ser una cosa más que las mujeres pueden hacer para reducir su riesgo de cáncer de mama".

Una experta en cáncer de mama dijo que leyó el estudio "con sorpresa y consternación".

"Soy cirujana de cáncer de mama hace más de 25 años, y paso mucho tiempo desmontando mitos sobre las causas del cáncer de mama", señaló la Dra. Alice Police, directora de cirugía del seno del Instituto Oncológico de Northwell Health, en Sleepy Hollow, Nueva York. "No, no lo provoca el desodorante ni el sujetador con aros ni usar el teléfono celular en el sujetador deportivo cuando hace ejercicio".

Pero el nuevo estudio "de verdad sugiere un vínculo plausible" entre ciertos productos del cuidado del cabello y el cáncer, comentó.

"Incluso cuando se consideran la edad y las tasas de obesidad, la tendencia parece ser real en este grupo tan grande de mujeres", dijo Police. "El riesgo de los tratamientos caseros fue más alto que el de los tratamientos de salón, probablemente debido al aumento en la exposición a las sustancias en las manos y a las vapores en un lugar cerrado", anotó.

"Como una mujer de cierta edad que se tiñe el pelo con regularidad, me entristece que mi juvenil ombré pueda estar en peligro", lamentó Police. "Pero como el artículo admite, se necesitan más estudios".

Otra experta en el cáncer de mama tuvo un poco más de dudas sobre la metodología y los hallazgos del estudio.

"Tengo problemas con muchos puntos de este estudio", comentó la Dra. Lauren Cassell, jefa de cirugía del seno del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Apuntó que la población del Estudio de las hermanas no es representativa de las mujeres en general.

"Todas esas mujeres presentaban aumentos variados en el riesgo, dado que tenían al menos una pariente de primer grado [una hermana] con un historial de cáncer de mama, y quizá más", anotó Cassell.

Además, los investigadores concluyeron que "un periodo de solo un año de uso de tintes o alisadores para el pelo antes del estudio fue suficiente para impactar el riesgo de cáncer de mama, algo que no parece razonable", señaló. Muchas mujeres entrevistadas en el estudio tal vez no hayan recordado de forma precisa la frecuencia del uso, o si usaron tintes permanentes o semipermanentes, razonó Cassell.

"Es probable que todas esas sustancias químicas no sean buenas para una, pero si hubiera una conexión directa, se pensaría que veríamos a muchas más mujeres que desarrollaran un cáncer de mama, dado que tantas mujeres usan esos productos para el pelo", añadió.

El estudio se publicó en la edición en línea del 4 de diciembre de la revista International Journal of Cancer.

Más información

Para más información sobre el cáncer de mama, visite la Asociación Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión