Un estudio vincula el asbesto en el polvo de talco con un letal cáncer

Un estudio vincula el asbesto en el polvo de talco con un letal cáncer

LUNES, 21 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Las preocupaciones sobre el polvo de talco para bebés contaminado con asbesto aumentan, y un nuevo estudio encuentra un vínculo entre esa contaminación y un cáncer poco común y letal.

Un grupo de 33 personas desarrollaron mesotelioma después del uso a largo plazo de polvo de talco y sin exposición a otras fuentes de asbesto, señaló el informe.

"Todas tuvieron una exposición significativa el polvo de talco", comentó la investigadora principal, la Dra. Jacqueline Moline, profesora en los Institutos de Investigación Feinstein de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York.

"No se echaban un poco de talco una vez al mes. Eran personas que lo usaban a diario o varias veces al día durante muchísimos años. Todos usaban el polvo, y con el tiempo desarrollaron el cáncer", señaló Moline.

Apenas la semana pasada, Johnson & Johnson retiró un cargamento de polvos para bebés después de que las autoridades de EE. UU. encontraran que se había contaminado con asbesto, la primera retirada de este tipo en la historia de la compañía, según un vocero.

Johnson & Johnson no respondió a una solicitud de comentario sobre el estudio de Moline, pero dijo en el anuncio de la retirada que tenía unos rigurosos estándares de evaluación para garantizar la seguridad de su polvo para bebés.

"Miles de pruebas a lo largo de los últimos 40 años confirman una y otra vez que nuestros productos de talco para el consumidor no contienen asbesto", señalaba la declaración de la compañía.

El mesotelioma es un cáncer que surge en el revestimiento que cubre a la superficie externa de los órganos más internos, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society). Ocurre con la mayor frecuencia en el revestimiento que rodea a los pulmones o el abdomen.

El asbesto es el principal factor de riesgo del mesotelioma, según la sociedad oncológica. Es bastante raro en Estados Unidos; cada año, se diagnostican unos 3,000 casos nuevos. Pero tiene una tasa relativa de supervivencia a cinco años de apenas un 9 por ciento.

Las personas usualmente inhalan las fibras de asbesto, que son tan pequeñas que 200,000 fibras caben en la nariz de Abraham Lincoln en una moneda de un centavo, dijo Moline. Las fibras inhaladas de asbesto llegan al revestimiento que rodea a los pulmones y al abdomen, donde provoca un daño en el ADN que desencadena el cáncer.

Aunque se puede determinar que el origen de la mayoría de los mesoteliomas es la exposición al asbesto, siempre hay un número de casos que no pueden explicarse de esa forma, observó Moline.

Los investigadores han sospechado que el polvo de talco podría ser una fuente potencial de exposición al asbesto, dijo Moline. Ambos minerales se extraen de la tierra, y a veces los depósitos de asbesto y de talco se solapan.

"Cuando se extrae, el talco puede estar contaminado con asbesto cuando ambos minerales se encuentran presentes", advirtió Moline.

No hay forma de eliminar el asbesto del talco, así que la única manera de proteger a los consumidores es evaluar qué sale de la mina, comentó

Para examinar el vínculo posible entre el mesotelioma y el polvo de talco, Moline y sus colaboradores reunieron información de 33 personas distintas con el letal cáncer que no se habían expuesto al asbesto de ninguna otra forma.

Determinaron que el uso del polvo de talco era la única fuente posible de exposición al asbesto en los 33 casos.

Además, un examen detallado de seis casos específicos reveló la presencia de asbesto en el tejido después de décadas de uso de polvo de talco.

"Todos tenían el mismo tipo de asbesto que se ve en el talco, en sus tejidos y en su mesotelioma", indicó Moline. "El tipo de asbesto que encontramos no se ve en general en las aplicaciones comerciales. Es el tipo de asbesto que se encuentra en el talco".

En un caso, una mujer de 65 años fue diagnosticada con mesotelioma en su pulmón izquierdo después de que se quejara de una tos seca y de falta de aliento. Comenzó a usar talco a los 8 o 9 años, y lo usó de forma regular toda su vida. Los investigadores encontraron fibras de asbesto en el tejido de sus pulmones y en los ganglios linfáticos.

En otro caso, un hombre de 44 años desarrolló un dolor de pecho después de jugar hockey en 2012. Los médicos encontraron el mesotelioma en el revestimiento que rodeaba a sus pulmones. El hombre usaba polvo de talco regularmente tras ducharse, y además lo echaba en su equipamiento de hockey antes de ponérselo.

Para los consumidores, resulta difícil determinar por su cuenta si una marca específica de polvo de talco es segura.

"La pregunta es de dónde viene y qué tan rigurosamente se ha evaluado", dijo. "Hay algunas minas que no tienen nada de asbesto, pero no está claro si las usan los distintos fabricantes".

"Lo más prudente para las personas es usar polvo sin talco, disponible en el mercado, o productos basados en maicena", concluyó Moline.

El nuevo estudio se publicó el 17 de octubre en la revista Journal of Occupational and Environmental Medicine.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre el mesotelioma.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión