Un estudio revela cómo el coronavirus se desplaza en interiores

Un estudio revela cómo el coronavirus se desplaza en interiores

Un nuevo estudio explica cómo el coronavirus se desplaza en las gotitas que una persona libera al toser, estornudar o hablar, y se mueve por una habitación.

Los científicos de la Universidad de Minnesota esperan que su trabajo ayude a las escuelas y a las empresas a tomar medidas para reducir las probabilidades de transmisión de la COVID-19 cuando reabran.

En el estudio, crearon un modelo de la forma en que esos aerosoles se desplazan en los espacios de interiores, como las habitaciones, los elevadores y los supermercados. También compararon cómo le fue al virus en distintos tipos de ventilación y con un espacio de distintas longitudes entre las personas en una habitación.

"Muchas personas hablan sobre los riesgos de permanecer en espacios confinados, pero nadie ofrece un número cuantitativo", comentó el coautor, Jiarong Hong, profesor asociado de ingeniería mecánica.

"Creo que nuestra principal contribución fue combinar unas medidas muy precisas con una simulación computarizada de la dinámica de los fluidos, para ofrecer un estimado muy cuantitativo de los riesgos", aseguró en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores encontraron que la buena ventilación puede filtrar parte del virus, pero puede dejarlo en las superficies.

En un ambiente de aula, realizaron una simulación en que un maestro asintomático hablaba durante 50 minutos de seguido. Encontraron que un 10 por ciento de los aerosoles eran filtrados. La mayoría de las partículas permanecieron en las paredes.

"Como es una ventilación muy potente, pensamos que eliminaría muchos aerosoles. Pero un 10 por ciento es en realidad un número bajo", observó el coautor Suo Yang, profesor asistente de ingeniería mecánica.

Anotó que la ventilación forma vórtices, y que los aerosoles expulsados rotan dentro de esos vórtices, en lugar de salir.

"Cuando chocan con la pared, se pegan a la pared", añadió Yang. "Pero, como básicamente están atrapados en el vórtice, es muy difícil que alcancen el conducto y en realidad salgan".

Los investigadores siguieron el flujo de aire para averiguar los focos del virus en los lugares donde los aerosoles se congregaban en la habitación. También encontraron, por ejemplo, que los aerosoles se propagaban significativamente menos cuando el maestro se ubicaba justo debajo de una salida de aire.

Dijeron que esperan que la combinación adecuada de ventilación y diseño de interiores pudiera reducir la propagación del virus y evitar esos focos.

"Cuando nuestro trabajo salga, creo que más personas pedirán ayuda, y creo que muchos negocios que reabren tendrán esta necesidad: los cines, los teatros, cualquier lugar donde se junte mucha gente", aseguró Yang. "Si hace un buen trabajo, si tiene una buena ventilación en el lugar indicado, y si distribuye los asientos de la audiencia de forma adecuada, podría ser mucho más seguro".

El informe se publicó en línea el 28 de julio en el sitio web arXiv, y todavía no ha sido revisado por profesionales.

Comparte tu opinión