Un estudio respalda a la radiación para el cáncer de mama inicial impulsado por las hormonas

Un estudio respalda a la radiación para el cáncer de mama inicial impulsado por las hormonas

VIERNES, 26 de abril de 2019 (HealthDay News) -- En las mujeres que tienen un cáncer de mama impulsado por las hormonas, añadir radiación a la terapia hormonal podría evitar que el cáncer vuelva durante hasta una década, encuentra un estudio reciente.

El cáncer de mama no recurrió en el mismo seno en un 97.5 por ciento de las mujeres que recibieron radioterapia además de la terapia hormonal, en comparación con poco más de un 92 por ciento de las mujeres que solo se sometieron a terapia hormonal, señalaron los investigadores.

Además, a lo largo del periodo de seguimiento de 10 años del estudio, un 94.5 por ciento de las mujeres en el grupo de la radioterapia seguían con vida sin una recurrencia del cáncer, en comparación con poco más de un 88 por ciento de las mujeres que solo recibieron terapia hormonal.

El autor del estudio, el Dr. Gerd Fastner, de la Universidad de Medicina Paracelso en Salzburgo, Austria, dijo que el estudio muestra que añadir la radioterapia puede aumentar la supervivencia sin enfermedad y mejorar las probabilidades de que el cáncer no vuelva a largo plazo.

La Dra. Alice Police, directora regional de cirugía del seno en los Centro de Atención del Seno de Northwell Health en Sleepy Hollow, Nueva York, comentó que los hallazgos son importantes, porque "ha habido muchos estudios que intentan probar que en los cánceres pequeños en las mujeres postmenopáusicas, quizá haya un grupo de mujeres que podrían prescindir de la radiación. Este estudio muestra que todavía no es seguro omitir la radioterapia en las mujeres que se hayan sometido a una cirugía que conserva el seno".

Police añadió que aunque las mujeres con esos cánceres específicos quizá piensen que pueden elegir un tratamiento u otro, una combinación ofrece los mejores resultados.

El estudio incluyó a casi 900 mujeres postmenopáusicas. Fastner dijo que tenían entre 46 y 80 años, con una edad promedio de 66 años. Todas las mujeres eran de Austria, y la mayoría eran blancas.

Todas las mujeres del estudio tenían un cáncer de seno que se consideraba que presentaba un riesgo bajo de propagarse. Sus tumores eran pequeños (de menos de 3 centímetros).

Todas las mujeres se sometieron a cirugía que conservaba el seno. Eso significa que en lugar de extirpar el seno completo (una mastectomía), los cirujanos extirpan el tumor y un poco del tejido sano que rodea al tumor.

Todas las pacientes del estudio tenían cánceres con receptores de hormonas positivos, lo que significa que hormonas como el estrógeno y la progesterona impulsaban al crecimiento del cáncer, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. Alrededor de dos de cada tres cánceres de mama son de receptores de hormonas positivos, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Tras la cirugía, las mujeres del estudio fueron tratadas con terapias hormonales, como el tamoxifeno o el anastrozol. Esas terapias eliminan a las hormonas o bloquean su acción, según el instituto oncológico.

Algunas mujeres (439) recibieron radioterapia durante poco más de un mes en un plazo de seis meses tras su cirugía. Las demás 430 mujeres solo recibieron terapia hormonal.

Una década más tarde, 10 mujeres del grupo de la radiación tuvieron una recurrencia del cáncer en el mismo seno. En el grupo que solo recibió la terapia hormonal, 31 mujeres tuvieron una recurrencia del cáncer, encontraron los investigadores.

Los hallazgos se presentaron el domingo en la reunión anual de la Sociedad Europea de Radioterapia y Oncología (European Society for Radiotherapy and Oncology, ESTRO), en Milán. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Fastner dijo que sigue siendo tema de debate si todas las mujeres con esos cánceres de bajo riesgo deben recibir radioterapia tras una cirugía conservadora del seno, sobre todo debido a las técnicas más recientes, como la radiación parcial en el seno y la braquiterapia.

Y en un pequeño grupo de mujeres selectas, omitir la radiación quizá sea mejor.

"La omisión total de la radioterapia solo se debe considera en las pacientes mayores y frágiles que no podrían tolerar el tratamiento", señaló Fastner en un comunicado de prensa de la reunión.

Astra Zeneca, una compañía farmacéutica que produce terapias hormonales, financió el estudio.

Más información

Para saber más acerca del cáncer de mama, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión