Un estudio rastrea el curso natural de la infección y la transmisión de la COVID en pacientes individuales

MARTES, 3 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Los llamados "superpropagadores" no son necesariamente descuidados respecto a juntarse con muchedumbres de personas.

Más bien, encuentra un estudio, algunas personas con infecciones de COVID-19 excretan el virus durante apenas unos días, mientras que otras lo excretan durante hasta nueve días.

Un estudio rastrea el curso natural de la infección y la transmisión de la COVID en pacientes individuales

"Basándonos en este hallazgo, predecimos que las personas que excretan el virus durante más de una semana tendrán un riesgo mucho más grande de transmisión que alguien que solo tiene virus vivo detectable durante un día o dos", señaló el coautor del estudio, Christopher Brooke, profesor de microbiología de la Universidad de Illinois.

Pamela Martínez, la coautora, enfatizó que "este es un hallazgo muy esencial".

Martínez, microbióloga y profesora de estadísticas, dijo que "suponemos que los superpropagadores son menos cuidadosos o que están en contacto con más personas. Esto muestra que la dinámica intrínseca de la infección también tiene un rol importante".

En el estudio, los investigadores comenzaron a tomar muestras nasales y de saliva a diario de 60 participantes, de 19 a 73 años, en un plazo de 24 horas tras una prueba positiva de COVID-19. Se dio seguimiento a los pacientes durante hasta 14 días.

Además de las diferencias en cuánto tiempo las personas infectadas excretaban el virus, el estudio mostró que las cargas de genoma viral que son detectables mediante las pruebas de PCR alcanzaron su pico mucho antes en las muestras de saliva que en los hisopados nasales.

Esto sugiere "que la saliva podría servir como un sitio de muestreo superior para la detección temprana de la infección", según los autores del estudio, que se publicó en la edición del 28 de abril de la revista Nature Microbiology.

Los investigadores tampoco encontraron ningún vínculo significativo entre los síntomas de las personas y el curso de la infección. Con frecuencia se supone que los pacientes con más síntomas son más propensos a ser más infecciosos, pero quizá esto no siempre sea cierto, planteó Brooke.

Las implicaciones de este hallazgo podrían ser limitadas, porque todos los participantes eran asintomáticos o tenían síntomas leves, anotaron los investigadores.

"En general, este estudio ayuda a explicar por qué algunas personas son más propensas a transmitir el SARS-CoV-2 que otras", apuntó Brooke.

El estudio es el primero que sigue a personas con infecciones de COVID-19 a lo largo del tiempo y compara los resultados de distintos métodos de pruebas, según los autores.

"Capturamos la imagen cuantitativa más completa y de alta resolución sobre cómo el SARS-CoV-2 se replica y se excreta en las personas durante la infección natural. No hay otros datos como estos", añadió Brooke.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: University of Illinois Urbana-Champaign, news release, April 28, 2022

Comparte tu opinión