Un estudio descubre una importante relación entre la depresión, la enfermedad de Crohn y la colitis

LUNES, 6 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Una nueva investigación apunta a una convincente interacción entre la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y la depresión.

La EII incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Además del dolor físico que estas enfermedades pueden causar a las personas que las padecen, el nuevo estudio mostró que los pacientes se enfrentan a un riesgo de depresión significativamente más alto.

Un estudio descubre una importante relación entre la depresión, la enfermedad de Crohn y la colitis

Algo interesante es que los investigadores también encontraron que los hermanos sin EII de personas con el trastorno tenían más probabilidades de desarrollar depresión. Las personas con EII tenían nueve veces más probabilidades de desarrollar depresión que la población general, mientras que los hermanos sin EII tenían casi el doble de probabilidades de desarrollar el trastorno del estado de ánimo.

Al mismo tiempo, las personas con depresión tenían el doble de probabilidades de desarrollar EII, y sus hermanos sin depresión tenían más de 1.5 veces más probabilidades de desarrollar EII, según el estudio, que se publicó en una edición reciente de la revista Journal of Gastroenterology and Hepatology.

"Esta investigación revela una superposición clínica entre las dos enfermedades, y es el primer estudio que investiga la relación bidireccional entre la EII y la depresión en los hermanos", señaló el Dr. Bing Zhang, coautor principal del estudio. Zhang es gastroenterólogo de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California.

"El hallazgo de que las personas con EII son más propensas a la depresión tiene sentido, ya que la EII provoca unos síntomas gastrointestinales constantes que pueden ser muy molestos para la vida de un paciente", afirmó Zhang en un comunicado de prensa de la universidad. "Y el riesgo elevado de depresión entre los hermanos de los pacientes con EII podría reflejar la fatiga del cuidador, si los hermanos tienen un papel en el cuidado del paciente".

Los estresores ambientales, el microbioma intestinal y la genética están entre los muchos factores que tal vez tengan un papel en la relación bidireccional entre la EII y la depresión, según Zhang.

Zhang señaló que el equipo se sorprendió al descubrir que las personas con depresión son propensas a la EII, y dijo que podría tener algo que ver con el llamado eje cerebro-intestino, la conexión entre el aparato digestivo y el sistema nervioso central, que consiste en la médula espinal y el cerebro.

Por ejemplo, la inflamación del cerebro, que tiene un papel en la depresión, puede estar relacionada con la inflamación del tracto gastrointestinal, una característica de la EII, explicó Zhang.

Alrededor de 1.6 millones de estadounidenses tienen EII y más de 16 millones sufren depresión.

Más información

Para más información sobre la EII y la salud mental, visite Crohn's and Colitis Canada.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: University of Southern California, news release, June 2, 2022

Comparte tu opinión