SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

TODO SOBRE CáNCER
Estudio confirma que los senos más densos son más propensos al cáncer

Usando unas mediciones automatizadas de la densidad del seno, unos investigadores noruegos pudieron confirmar de forma más precisa que las mujeres con senos densos tienen un riesgo más alto de cáncer de mama.

El estudio incluyó a más de 100,000 mujeres y más de 300,000 pruebas de detección.

"Observamos que las pruebas de detección realizadas a mujeres con senos densos presentaron unas tasas más altas de repetición de las pruebas y de biopsias, y unas probabilidades más altas de un cáncer de mama de intervalo y detectado en la prueba que las mujeres con unos senos no densos", dijo la autora principal del estudio, Solveig Hofvind, investigadora y jefa de BreastScreen Norway del Registro de Cáncer de Noruega.

Los senos densos son un problema con respecto a la evaluación del cáncer, porque el tejido denso aparece como blanco en una mamografía. Los tumores del seno también aparecen del mismo modo en una mamografía. El tejido del seno denso en realidad puede ocultar o enmascarar el cáncer, según Hofvind.

Los hallazgos se publicaron el 26 de junio en la revista Radiology.

La Dra. Liane Philpotts escribió un editorial acompañante. Philpotts es jefa de imágenes del seno en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

"Los senos densos no son algo que una paciente sienta. Solo se puede saber si alguien tiene un tejido del seno denso con una mamografía", dijo Philpotts.

Los radiólogos detectan la densidad del seno usando una técnica de puntuación estandarizada del Colegio Americano de Radiología (American College of Radiology, ACR). El sistema de puntuación va desde una A a una D. Una mujer con una A o una B no tiene los senos densos, pero alguien con una C o una D sí, explicó.

Aproximadamente la mitad de las mujeres estadounidenses a las que se hacen las pruebas del cáncer de mama tienen un tejido del seno denso. A medida que las mujeres envejecen, sus senos con frecuencia se vuelven menos densos, dijo Philpotts.

En lugar de usar la técnica del ACR, que confía en el juicio subjetivo de un radiólogo, el nuevo estudio usó un programa automatizado (conocido como análisis volumétrico automático) para clasificar la densidad del seno.

Las mujeres noruegas del estudio tenían entre 50 y 69 años de edad. El programa automatizado encontró unos senos densos el 28 por ciento de sus pruebas de evaluación.

Las tasas de cáncer fueron de 6.7 por cada 1,000 exámenes para las mujeres con senos densos y de 5.5 para las mujeres con senos no densos, según los hallazgos.

"Este estudio realmente muestra que las mujeres con unos senos densos tenían más cánceres. No fue una gran cantidad. Fue un pequeño aumento, pero fue un aumento", dijo Philpotts.

Además, las mujeres con senos densos tenían más cánceres de intervalo. Se trata de cánceres que se detectan en las evaluaciones: por ejemplo, cuando una mujer siente un bulto en su seno.

El estudio encontró que las mujeres con senos densos fueron llamadas de nuevo para hacer más pruebas por unos resultados sospechosos y tenían más probabilidades de que les realizaran una biopsia para revisar el tejido en busca de un cáncer que las mujeres que no tenían los senos densos.

Las mujeres con los senos densos también tendían a tener unos tumores más grandes cuando se detectó el cáncer: un promedio de 17 milímetros (mm) frente a 15 mm en el caso de las mujeres con unos senos no densos.

El estudio también confirmó que es más difícil identificar con precisión los cánceres de mama en el tejido del seno denso. Los cánceres se detectaron de forma adecuada en las mujeres con senos densos un 71 por ciento de las veces frente a un 82 por ciento de las veces en las mujeres con senos no densos.

"Las medidas volumétricas automáticas de la densidad del seno podrían considerarse un estándar en el futuro para la evaluación del cáncer de mama, asegurando así una clasificación objetiva de la densidad", dijo Hofvind.

Philpotts indicó que los hallazgos no aplican necesariamente a la población estadounidense, porque las mujeres evaluadas en el estudio eran mayores, y se les hizo la evaluación cada dos años, en lugar de anualmente.

Dijo que se necesita más investigación para valorar los riesgos y los beneficios del programa automatizado. Hofvind se mostró de acuerdo.

Las mujeres con unos senos densos generalmente no necesitan hacer la prueba con más frecuencia, según Philpotts. Pero necesitarán algún tipo de imagen adicional, como un ultrasonido o una IRM que es mejor para ver la diferencia entre el tejido denso y el tejido canceroso.

Más información

Para más información sobre los senos densos, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad