Las minorías tienen probabilidades más altas de COVID-19

Las minorías tienen probabilidades más altas de COVID-19
| Foto: HEALTHDAY

Los estadounidenses negros y de origen hispano son el doble de propensos a tener un resultado positivo en una prueba de la COVID-19 que los estadounidenses blancos, informan unos investigadores.

En el estudio, un equipo internacional recolectó los datos de unos 6 millones de personas, pero no encontró diferencias en el número que murió en un plazo de 30 días tras un resultado positivo del SARS-CoV-2.

Pero los hallazgos resaltan la necesidad de mejores formas de contener y prevenir los brotes en las comunidades de las minorías raciales y étnicas en Estados Unidos, señalaron los autores del estudio.

"La mayoría de los estudios que han investigado las disparidades raciales y étnicas hasta la fecha se han enfocado en los pacientes hospitalizados, o no han caracterizado quiénes recibían las pruebas y quiénes tenían resultados positivos. En este estudio, comparamos los patrones de las pruebas y los resultados de las pruebas de la COVID-19, y la mortalidad subsiguiente según la raza y la etnia en el Departamento de Asuntos de Veteranos, el mayor sistema integrado de atención de la salud de Estados Unidos", comentó el autor principal, Christopher Rentsch, epidemiólogo de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en Inglaterra.

El equipo de Rentsch observó a todos los que estaban en atención antes del inicio de la pandemia, y entonces identificó a los que recibieron la prueba, a los que tuvieron un resultado positivo y a los que fallecieron en un plazo de 30 días tras su prueba positiva.

En cada una de esas etapas, los investigadores observaron las diferencias entre las personas negras, hispanas y blancas.

Entre el 8 de febrero y el 22 de julio, más de 254,000 personas recibieron la prueba, y más de 16,000 tuvieron un resultado positivo de COVID-19. Entre los pacientes negros, un 10 por ciento dieron positivo, al igual que un 11 por ciento de los hispanos y un 4 por ciento de los blancos.

Entre los que tuvieron un resultado positivo, más de 1,000 fallecieron en un plazo de un mes, pero no se observó ninguna diferencia según la raza o la etnia, apuntaron los autores del estudio.

"Los individuos de las minorías que recibieron una prueba positiva de la COVID-19 no parecieron tener unos peores resultados", comentó Rentsch en un comunicado de prensa de la escuela. "Pero nuestros hallazgos sugieren que esas comunidades se enfrentan a una carga excesiva sustancial de infección con la COVID-19".

La disparidad entre las personas negras y las personas blancas varió según la región: el Medio Oeste mostró la mayor laguna, y el Oeste la más pequeña.

Aunque la laguna entre los pacientes negros y los blancos se redujo durante el periodo del estudio, fue más pronunciada en los lugares que tuvieron un brote temprano o una resurgencia. La disparidad entre las personas hispanas y las personas blancas fue constante con el tiempo, el área geográfica y el patrón de brote, encontraron los investigadores.

"Comprender qué impulsa a estas disparidades es vital, de forma que se puedan adaptar estrategias para frenar las epidemias desproporcionadas en las comunidades minoritarias", añadió Rentsch.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente en línea de la revista PLOS Medicine.

Comparte tu opinión