Un estudio arroja dudas sobre la necesidad de vacunas de refuerzo para el tétanos y la difteria en los adultos

Un estudio arroja dudas sobre la necesidad de vacunas de refuerzo para el tétanos y la difteria en los adultos

MIÉRCOLES, 26 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio sugiere que los adultos quizá no necesiten vacunas de refuerzo regulares para el tétanos y la difteria si recibieron una serie completa de vacunas en la niñez, lo que contradice los consejos del gobierno de EE. UU.

Los investigadores compararon datos reunidos de millones de personas de 31 países de América del Norte y Europa entre 2001 y 2016. No encontraron diferencias significativas en las tasas de las dos enfermedades entre los países que requieren que los adultos reciban vacunas de refuerzo y los que no.

Pero el Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. sigue recomendando que todos los adultos reciban vacunas de refuerzo cada 10 años.

Los nuevos hallazgos concuerdan con la recomendación reciente de la Organización Mundial de la Salud de vacunar contra el tétanos y la difteria a los adultos solo si no recibieron la serie completa de vacunas en la niñez.

"Para ser claros, este estudio está a favor de las vacunas", comentó el investigador principal del estudio, Mark Slifka, profesor del programa de postgrados en microbiología molecular e inmunología de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland.

"Todo el mundo debe recibir su serie de vacunas contra el tétanos y la difteria en la niñez. Pero una vez lo hayan hecho, nuestros datos indican que estarán protegidos de por vida", señaló Slifka en un comunicado de prensa de la universidad.

En Estados Unidos, reducir las vacunas de refuerzo en los adultos podría ahorrar mil millones de dólares al año en costos médicos innecesarios, según los investigadores.

El tétanos es una infección bacteriana que provoca calambres en la mandíbula, dolorosos espasmos musculares, problemas para tragar y respirar, y convulsiones. Los casos graves pueden resultar en la muerte. En Estados Unidos, alrededor de 30 personas contraen tétanos al año.

La difteria es una infección bacteriana que provoca una espesa capa en la parte trasera de la garganta, que puede conducir a dificultades para respirar, insuficiencia cardiaca, parálisis o muerte. En la última década, se reportaron menos de cinco casos de difteria en EE. UU. a los CDC.

Antes de las vacunas, en Estados Unidos había unas 470 muertes asociadas con el tétanos y 1,800 muertes asociadas con la difteria cada año. Las muertes por las enfermedades se redujeron en más de un 99 por ciento tras la introducción de las vacunas.

El estudio aparece en la edición del 25 de febrero de la revista Clinical Infectious Diseases.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la vacuna Tdap (contra el tétanos, la difteria y la tos ferina).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión