Un estudio apunta a los daños del 'contraste' para la IRM a principios del embarazo

Un estudio apunta a los daños del 'contraste' para la IRM a principios del embarazo

MARTES, 20 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Un número preocupante de mujeres de EE. UU. se exponen a un agente de contraste para la IRM, el gadolinio, a principios del embarazo, revela un estudio reciente.

En muchos casos, esa exposición ocurre antes de que las mujeres sepan que están embarazadas.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos subrayan la necesidad de medidas de detección del embarazo efectivas antes del uso del gadolinio, que puede cruzar la placenta y entrar en la circulación fetal. El contraste se usa en casi la mitad de las IRM en Estados Unidos, para hacer que los órganos y los tejidos sean más visibles en las imágenes resultantes.

Pero su seguridad en las mujeres embarazadas no está clara, y su uso durante el embarazo no se recomienda a menos que sea esencial para la salud de la madre o del feto. La investigación sobre el posible riesgo para los fetos ha sido inconsistente.

En este estudio, los datos de casi 4.7 millones de nacimientos vivos en Estados Unidos entre 2006 y 2017 encontraron que la exposición al gadolinio ocurrió en 860 de esos embarazos. La mayoría ocurrieron durante IRM de la cabeza, aunque los investigadores también reportaron un número notable de IRM pélvicas y abdominales.

Casi tres cuartas partes de las exposiciones ocurrieron durante el primer trimestre, según el estudio, publicado el 20 de agosto en la revista Radiology.

"Las exposiciones fetales accidentales al gadolinio pueden ocurrir durante el embarazo temprano entre mujeres que aún no saben que están embarazadas. Una mayor atención a las medidas existentes de detección del embarazo podría ayudar a reducir las exposiciones accidentales al contraste de gadolinio", planteó en un comunicado de prensa de la revista el autor principal del estudio, Steven Bird.

Bird es epidemiólogo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

Su equipo apuntó a varias formas en que los centros de imágenes podrían prevenir la exposición accidental al gadolinio en las mujeres embarazadas.

Incluyen usar un formulario por escrito o preguntar directamente a las mujeres si podrían estar embarazadas, colocar señales prominentes que pidan a las mujeres que notifiquen al personal si pudieran estar embarazadas, y realizar pruebas del embarazo cuando resulte adecuado.

La FDA ha aconsejado a todos los centros de IRM que provean una guía del medicamento a los pacientes ambulatorios la primera vez que reciban gadolinio.

El gadolinio se usa en hasta un 45 por ciento de las IRM en Estados Unidos. Investigaciones recientes sugieren que unos niveles vestigiales del contraste podrían permanecer en el cuerpo después de la IRM, pero sigue sin estar claro si esto plantea o no un riesgo.

Más información

RadiologyInfo.org ofrece más información sobre los agentes de contraste.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión