Un esteroide barato podría reducir el riesgo de muerte por la COVID-19

Un esteroide barato podría reducir el riesgo de muerte por la COVID-19

MIÉRCOLES, 17 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Las muertes por la COVID-19 de EE. UU. se acercan a las 117,000, y unos científicos británicos ofrecieron una buena noticia el martes: un medicamento que parece reducir en un tercio las probabilidades de muerte en los pacientes que reciben ventilación.

El fármaco es un esteroide de bajo costo llamado dexametasona, que se ha usado durante décadas, anotó un equipo de la Universidad de Oxford.

En un ensayo con más de 6,000 pacientes, también se encontró que el uso de la dexametasona reducía la tasa de mortalidad en los pacientes ligeramente menos enfermos, los que recibían oxígeno pero no estaban en un ventilador, en alrededor de una quinta parte.

La dexametasona no ofreció ningún beneficio a los pacientes con unos casos más leves de COVID-19.

Pero "es el primer fármaco que se ha mostrado que mejora la supervivencia en la COVID-19", señaló en una declaración el investigador coprincipal del estudio, Peter Horby, profesor de enfermedades infecciosas emergentes de la Universidad de Oxford, reportó el The New York Times.

"El beneficio de supervivencia es claro y considerable en los pacientes que están suficientemente enfermos como para recibir terapia de oxígeno", añadió.

Según Horby, dado su bajo precio y su amplia disponibilidad, no hay motivo para que la dexametasona no se convierta en el estándar de la atención para los casos graves de COVID-19.

"En resumen, es una buena noticia", declaró el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., a Associated Press. "Es una mejora significativa en las opciones terapéuticas disponibles que tenemos".

La historia de un médico

Los hallazgos todavía no se han publicado en una revista revisada por profesionales. Pero el Dr. Robert Glatter, médico de medicina de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, ha visto la efectividad del fármaco de primera mano.

Hace poco que usó la dexametasona para ayudar a tratar a un colega joven, el Dr. Scott Krakower, jefe de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York.

Krakower se vio gravemente afectado por la COVID-19. Tenía dificultades para tragar y respirar, explicó Glatter, debido a una intensa inflamación de sus vías respiratorias superiores.

Glatter, con su entrenamiento en medicina de emergencias y muchos años de experiencia clínica, reconoció los peligros potenciales asociados con la hinchazón de las vías respiratorias superiores o la garganta, y decidió usar dexametasona.

"La dexametasona tiene potentes propiedades antiinflamatorias para reducir los efectos metabólicos o celulares adversos o indeseados relacionados con una infección", explicó Glatter. "Tiene la capacidad de aumentar la expresión de ciertas proteínas que reducen la inflamación, pero también la capacidad de reducir a las que desencadenan la inflamación".

Entre los esteroides, la dexametasona también es conocida "por su rapidez de acción, una mayor potencia en comparación con otros esteroides, y además por la prolongación y la duración de sus efectos clínicos", aseguró Glatter.

El tratamiento fue beneficioso, con efectos inmediatos y a más largo plazo, dijo Glatter. Un especialista en pulmonología de Northwell Health dio a Krakower otros tratamientos efectivos. Aunque todavía tiene síntomas residuales, como falta de aliento y problemas para tragar, está mejorando de forma gradual.

¿Un uso combinado?

En el ensayo británico, unos 2,100 pacientes con COVID-19 recibieron dexametasona en dosis baja, oral o por vía intravenosa, durante 10 días, y sus resultados se compararon con los de 4,300 pacientes que recibieron la atención estándar.

Fauci dijo que tiene sentido que un esteroide ayude a las personas con una COVID-19 más grave, frente a las que tienen unos casos iniciales o más leves. Si se usa a principios de una infección, un medicamento como la dexametasona en realidad impediría a los esfuerzos del sistema inmunitario por eliminar al virus, anotó.

Pero en una enfermedad más grave en etapa avanzada, la respuesta del sistema inmunitario ha ido demasiado lejos, así que "es más dañina que útil", apuntó Fauci al Times. Por tanto, usar la dexametasona en ese momento tiene "todo el sentido", aseguró, porque puede ayudar a calmar a esa respuesta.

Matt Hancock, secretario de salud británico, dijo al Times que, basándose en evidencias tempranas de que el esteroide podría ayudar a los pacientes, Gran Bretaña ya ha acumulado 200,000 dosis.

Un curso completo de dexametasona cuesta apenas de 20 a 30 dólares, dijo a AP el colíder del estudio, el Dr. Martin Landry, también de la Oxford.

Los científicos también están indagando si usar la dexametasona en combinación con otros fármacos, como el remdesivir, un antiviral promisorio, podría ofrecer un beneficio añadido. Pero "todavía no sabemos" si resultará así, advirtió Fauci.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión