Un ensayo muestra que un medicamento para perder peso funciona en los adolescentes

JUEVES, 3 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Un medicamento para perder peso aprobado para los adultos quizá pronto se convierta en una opción para los adolescentes que luchan contra la obesidad.

Los jóvenes que recibieron el medicamento Wegovy (semaglutida) lograron perder un promedio de un 14.7 por ciento de su peso corporal inicial en un nuevo ensayo clínico. Más de un 40 por ciento de los jóvenes que recibieron una inyección semanal del fármaco, además de consejería sobre el estilo de vida, lograron reducir su IMC en un 20 por ciento o más.

Un ensayo muestra que un medicamento para perder peso funciona en los adolescentes

El ensayo, que se publicó en la edición del 2 de noviembre de la revista New England Journal of Medicine, incluyó a 201 personas de 12 a 17 años, que fueron tratadas en centros médicos de EE. UU., Europa y México. Algunos recibieron un placebo más consejería sobre la dieta y el ejercicio, en lugar del Wegovy. Esos jóvenes en realidad aumentaron un 2.7 por ciento respecto a su peso corporal inicial.

El estudio fue patrocinado por Novo Nordisk, fabricante del medicamento.

"Estoy muy emocionado", declaró el coautor del estudio, Aaron Kelly, codirector del Centro de Medicina de la Obesidad Pediátrica de la Universidad de Minnesota, a NBC News. "Entramos en la fase en que estamos viendo el tipo de pérdida de peso que emociona a los adolescentes. Es la primera vez en su vida que han tenido control sobre su peso".

Los participantes del estudio tenían un peso promedio de 237 libras (107.5 kilos). Alrededor de un 73 por ciento de los que recibieron el medicamento perdieron un 5 por ciento o más de su peso corporal, en comparación con un 18 por ciento de los que solo recibieron las intervenciones de estilo de vida. El fármaco también ayudó a los adolescentes a reducir algunos factores de riesgo cardiovascular, y a mejorar su calidad de vida.

"Hasta donde sepa, esta es la primera vez que se ha mostrado que un medicamento contra la obesidad ha mejorado la calidad de vida en adolescentes", dijo Kelly.

Aunque existe otro fármaco aprobado para el uso en los adolescentes con obesidad, la semaglutida es "el medicamento contra la obesidad con la efectividad más alta para los adolescentes", aseguró Kelly.

El medicamento se usaba al principio para tratar la diabetes tipo 2, y los médicos encontraron que la pérdida de peso era un efecto secundario.

Novo Nordisk evaluó entonces el medicamento para la pérdida de peso, y tuvo éxito. La FDA aprobó el medicamento para los adultos con obesidad en 2021.

"Los medicamentos para tratar el peso en los niños es un concepto novedoso para la mayoría de las personas", señaló el Dr. Eduardo Grunvald, director médico del Programa de Gestión del Peso de la Universidad de California, en San Diego, en declaraciones a NBC News. "A medida que obtenemos más datos sobre la seguridad y la eficacia, estos medicamentos se volverán más comunes".

Muchos piensan que la obesidad "es un problema del estilo de vida que está bajo nuestro control", comentó Grunvald. "Pero sabemos que el impacto de las intervenciones en el estilo de vida, por sí solas, es modesto en el mejor de los casos".

Aun así, persiste la pregunta si los que utilizan el medicamento encontrarán que funciona a largo plazo.

Los datos sobre los que lo toman para la diabetes han encontrado que las personas aumentaron de peso, apuntó la Dra. Zhaoping Li,, directora del centro de Nutrición Humana de la Universidad de California, en Los Ángeles, al NBC News.

"Por supuesto, un tema más importante es, si las personas dejan de tomar el fármaco tras uno o dos años, ¿recuperarán el peso? Y la respuesta es que es probable que sí", advirtió.

"Debemos usar esto como una oportunidad para identificar los problemas fundamentales que condujeron al aumento de peso en las vidas de los pacientes individuales, y para ayudarlos a hacer cambios fundamentales, no solo para perder peso y mantener el peso, sino también para ayudarlos a llevar un estilo de vida más saludable", planteó Li.

Como los adultos, los niños con obesidad también se enfrentan a unas tasas más altas de enfermedades relacionadas con el peso a una edad posterior.

"Tenemos un inmenso problema de sobrepeso y obesidad en este país", declaró la Dra. Monica Bianco, profesora asistente de pediatría de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, a NBC News. "Cuando los niños obesos se convierten en adultos jóvenes, comienzan a desarrollar afecciones como la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto. Estamos viendo a personas de incluso apenas 30 años que sufren ataques cardiacos".

La obesidad afecta a más de un 20 por ciento de las personas de 12 a 19 años en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Entre ellas se encuentra Emmalea Zummo, de 17 años, que entró al estudio con 250 libras (113 kilos) y sintiéndose deprimida por su peso.

"Había probado las dietas", le contó Zummo a NBC News. "Probé el ejercicio. Practico más deportes que cualquier otro niño que conozca, y nada funcionaba. Mi cuerpo se acostumbraba al ejercicio, se acostumbraba a la nueva dieta, y el peso volvía".

Zummo, que vive en Pensilvania Occidental, ya ha perdido más de 70 libras (casi 32 kilos) y afirma que ahora se siente mejor consigo misma.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la obesidad infantil.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: New England Journal of Medicine, Nov. 2, 2022; NBC News

Comparte tu opinión