Un diagnóstico de cáncer de ovario puede afectar mucho a la salud mental de las mujeres

LUNES, 12 de abril de 2021 (HealthDay News) -- El cáncer de ovario es un diagnóstico difícil de afrontar, y ahora un estudio reciente encuentra que estas pacientes se enfrentan a un riesgo mucho más alto de depresión y otros problemas de la salud mental.

Y la angustia mental se cobraba un precio significativo. Los investigadores también encontraron que se asociaba con un aumento en el riesgo de muerte durante el periodo del estudio en estas mujeres.

Un diagnóstico de cáncer de ovario puede afectar mucho a la salud mental de las mujeres

"Los problemas de salud mental son importantes para los pacientes con cáncer, a medida que se enfrentan a las importantes alteraciones en sus vidas y afrontan los efectos secundarios tóxicos del tratamiento del cáncer", comentó la autora principal del estudio, Siqi Hu, candidata doctoral del departamento de medicina familiar y preventiva de la Universidad de Utah, y del Centro de Excelencia Huntsman, en Salt Lake City.

"Deseábamos examinar la salud mental en las pacientes con un cáncer de ovario, que con frecuencia se enfrentan a un mal pronóstico", explicó Hu en un comunicado de prensa de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research, AACR).

En el estudio, los investigadores analizaron los expedientes médicos de casi 1,700 mujeres de Utah que fueron diagnosticadas con un cáncer de ovario entre 1996 y 2012, y las compararon con más de 7,000 mujeres sin cáncer.

En comparación con el público general, las mujeres con un cáncer de ovario tenían más de tres veces más probabilidades de ser diagnosticadas con una enfermedad mental en los dos años posteriores a su diagnóstico de cáncer, mostraron los hallazgos.

El riesgo de depresión de las pacientes con un cáncer de ovario fue poco más de tres veces más alto en los primeros dos años tras el diagnóstico de cáncer, y casi 1.7 veces más alto de dos a cinco años tras el diagnóstico.

Y su riesgo de un trastorno de ansiedad fue 3.5 veces más alto en los dos años tras el diagnóstico, y casi el doble de alto de dos a cinco años después del diagnóstico, apuntaron los investigadores. Además, su riesgo de un trastorno de adaptación fue más de tres veces más alto en comparación con las mujeres que no tenían un cáncer de ovario.

Los investigadores también encontraron que las pacientes con un cáncer de ovario con un diagnóstico de la salud mental tuvieron casi el doble de probabilidades de fallecer durante el periodo del estudio que las que no tenían un diagnóstico de salud mental.

Según investigaciones anteriores, Hu anticipaba que iba a encontrar un aumento en el riesgo de trastornos de la salud mental en las pacientes con un cáncer de ovario.

"Sin embargo, los riesgos fueron mucho más altos y persistieron durante más tiempo de lo que previmos", añadió.

El cáncer de ovario es el quinto diagnóstico más común de cáncer en las mujeres, observaron los autores del estudio. Con frecuencia se diagnostica en una etapa avanzada, lo que hace que sea difícil de tratar y resulta en una tasa relativa de supervivencia a cinco años de alrededor de un 49 por ciento.

El estudio se presentará durante la reunión anual virtual de la AACR, que se celebra del 10 al 15 de abril. La investigación debe considerarse como preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de ovario.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Association for Cancer Research, news release, April 10, 2021

Comparte tu opinión