Un diagnóstico de autismo cuando un niño tiene 14 meses es fiable, encuentra un estudio

Un diagnóstico de autismo cuando un niño tiene 14 meses es fiable, encuentra un estudio

LUNES, 29 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Aunque típicamente el autismo se diagnostica más o menos a los 3 o 4 años, una nueva investigación sugiere que se puede detectar poco después del primer cumpleaños de un niño.

Diagnosticar pronto un trastorno del espectro autista es "extremadamente importante, porque el cerebro es muy plástico durante el desarrollo temprano", apuntó la autora principal del estudio, Karen Pierce.

El estudio encontró que un 84 por ciento de los que recibieron un diagnóstico temprano de autismo seguían cumpliendo los criterios de un trastorno del espectro autista cuando fueron reevaluados a los tres años de edad.

Respecto al 16 por ciento restante que se pensó que tenían un trastorno del espectro autista a principios de la vida, se encontró que la mayoría tenían un retraso en el lenguaje u otro tipo de retraso del desarrollo. Solo alrededor de un 2 por ciento de los niños que se pensaba que tenían un trastorno del espectro autista a la edad de más o menos un año al final no tenían autismo ni otro retraso en el desarrollo, comentó Pierce, codirectora del centro de autismo de la Universidad de California, en San Diego.

Pierce señaló que, a principios de la vida, el cerebro realiza muchas conexiones. A los 3 o 4 años, muchas conexiones ya se han hecho.

"Si se puede identificar y comenzar a tratar los trastornos del espectro autista antes de que se realicen esas conexiones, quizá se realicen conexiones más efectivas. Todavía debemos ver cuál será el impacto si los niños llegan al tratamiento incluso ya a los 24 meses, pero creemos, desde la perspectiva de la neurociencia, que tendrán mejores resultados", apuntó Pierce.

Más o menos uno de cada 59 niños de Estados Unidos tiene un trastorno del espectro autista, según los autores del estudio. Las señales podrían ser evidentes ya en el primer año de vida. Podrían incluir no responder a su nombre y no practicar "conductas de atención conjunta". Por ejemplo, si usted apunta a un objeto y dice "mira, Juanito", si bien la mayoría de los niños mirarán a donde usted apunte, un niño con autismo quizá no lo haga.

Otras pistas podrían ser la presencia o la ausencia de conductas restrictivas o repetitivas, dijo Pierce. "Un niño con un trastorno del espectro autista podría tomar sus juguetes y ponerlos en fila, sin en realidad jugar", anotó.

El estudio incluyó a casi 1,300 niños pequeños (de 1 a 3 años) que fueron remitidos por sus médicos o cuyos padres expresaron preocupación.

Los niños se sometieron a cuatro horas de pruebas, realizadas por un psicólogo con licencia, indicó Pierce, que también es profesora de neurociencias. Los niños fueron reevaluados una vez más antes de cumplir los 3.5 años.

De los niños diagnosticados a los 12 o 13 meses, se siguió considerando que apenas un 50 por ciento tenían un trastorno del espectro autista a los 3 años. Los investigadores apuntaron que sus hallazgos muestran que los diagnósticos de autismo se estabilizan a alrededor de los 14 meses.

Entre los niños en que las pruebas tempranas no identificaron autismo, la evaluación posterior encontró que un 24 por ciento tenían autismo, mostraron los hallazgos.

Pierce comentó que usualmente parecía como si esos niños tuvieran un retraso en el lenguaje u otro trastorno del desarrollo, y en la prueba temprana solo mostraron señales sutiles de deficiencias sociales.

"Este hallazgo muestra que los médicos deben repetir las pruebas, porque no queremos pasar por alto a ningún niño", indicó.

El Dr. Andrew Adesman es jefe de pediatría del desarrollo y conductual en el Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York.

Adesman, que no participó en el estudio actual, dijo que "aunque este estudio sugiere que un diagnóstico de un trastorno del espectro autista quizá no sea estable si un niño tiene menos de 14 meses, los padres sin duda deben compartir cualquier inquietud que tengan sobre el desarrollo de su hijo, a cualquier edad, con el pediatra".

Él también comentó que los resultados del estudio sugieren que un diagnóstico de autismo podría ser estable incluso a los 14 meses.

"Aunque haya una tendencia a que los padres y los profesionales adopten un método de 'esperar y ver' respecto a los problemas del desarrollo en los niños muy pequeños, los hallazgos del estudio sugieren que es importante intervenir pronto cuando un niño de incluso apenas 14 meses muestre señales de un trastorno del espectro autista", añadió Adesman.

El informe aparece en la edición en línea del 29 de abril de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

Para más información sobre el diagnóstico del autismo, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión