Un corazón enfermo podría ser peor para el cerebro de la mujer que para el del hombre

JUEVES, 6 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro, y un nuevo estudio sugiere que esta conexión podría ser particularmente crítica para las mujeres.

El estudio de más de 1,800 adultos en la cincuentena y la sesentena encontró que los que tenían enfermedad cardiaca, o factores de riesgo de esta, en general mostraban un mayor deterioro en la memoria y las habilidades de pensamiento con el tiempo.

Un corazón enfermo podría ser peor para el cerebro de la mujer que para el del hombre

Esto no resultó sorprendente, dado que estudios anteriores han revelado una asociación entre la salud del corazón y la agudeza mental. Pero resultó que el vínculo tenía una fuerza particular entre las mujeres, encontraron los investigadores.

"Es de extrema importancia que tanto las mujeres como los hombres tengan sus factores de riesgo cardiovasculares tratados y bien controlados", enfatizó la autora del estudio, Michelle Mielke, profesora de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Pero añadió que estos hallazgos sugieren que podría tener una importancia particularmente especial para la función cognitiva de las mujeres.

El estudio, que se publicó en la edición del 5 de enero de la revista Neurology, es el más reciente que resalta la conexión entre la salud del corazón y la del cerebro.

Como el corazón, el cerebro depende de unos vasos sanguíneos sanos para suplir a sus células con oxígeno y nutrientes. En los últimos años, la investigación ha encontrado que los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular (ACV) también se vinculan con un deterioro más rápido de las capacidades cognitivas a medida que las personas envejecen... y quizá con un mayor riesgo de demencia.

Estos factores incluyen a la hipertensión, el colesterol alto, la diabetes, fumar y la obesidad.

Por otro lado, la investigación sugiere que algunas prácticas saludables para el corazón, como el ejercicio físico y una dieta rica en pescado, verduras y grasas "buenas", podrían ayudar a proteger al cerebro que envejece. Y un ensayo clínico de 2019 encontró que una reducción agresiva de la presión arterial alta o hipertensión en los adultos mayores reducía su riesgo de deterioro cognitivo leve.

Esto se refiere a unos declives sutiles pero notables en la memoria y el pensamiento, que en algunos casos progresa a la demencia.

Según Mielke, no está claro por qué una mala salud cardiovascular podría ser más dura para la cognición de las mujeres.

Es natural especular que la menopausia y los cambios hormonales pudieran tener un rol, dijo. Pero también hay muchas posibilidades más, añadió Mielke.

Por un lado, la enfermedad cardiaca puede ser distinta en las mujeres y en los hombres. Las mujeres son más propensas a tener disfunción en los vasos sanguíneos más pequeños por todo el cuerpo, en lugar de bloqueos en los más grandes que alimentan al corazón. Es posible que esto pueda contribuir al deterioro cognitivo.

Además, dijo Mielke, existe la cuestión de si los factores de riesgo de las mujeres se tratan de forma tan agresiva como los de los hombres.

Los hallazgos se basan en 1,857 adultos de 50 a 69 años. La mayoría (un 79 por ciento) tenían enfermedad cardiaca o antecedentes de un ACV, o cualquiera de varios factores de riesgo: obesidad, tabaquismo, hipertensión, diabetes o colesterol alto.

Los participantes se sometieron a pruebas estándar de la memoria y otras habilidades cognitivas al inicio, y luego cada 15 meses.

El equipo de Mielke encontró que aunque los factores de riesgo cardiovasculares eran más comunes en los hombres, tenían un mayor impacto en el desempeño cognitivo de las mujeres con el tiempo. Por ejemplo, entre las personas con una enfermedad cardiaca, las mujeres mostraron una tasa del doble de deterioro que los hombres en su puntuación compuesta total.

Todo esto concuerda con la investigación sobre la conexión entre el corazón y el cerebro, aseguró Claire Sexton, directora de programas y alcance científicos de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

Enfatizó que es esencial que todo el mundo vaya al médico, sepa sus números y controle cualquier factor de riesgo cardiovascular. Quizá haya un "beneficio añadido para el cerebro", señaló Sexton.

Se mostró de acuerdo en que los hallazgos actuales podrían tener varios motivos, entre ellos unas diferencias en factores del estilo de vida, como el ejercicio, entre las mujeres y los hombres.

Y estas cosas importan mucho antes de la vejez.

"Este estudio amplía las evidencias de que, incluso en la mediana edad, lo que es malo para el corazón es malo para el cerebro", apuntó el Dr. Richard Lipton, profesor de neurología del Colegio de Medicina Albert Einstein, en la ciudad de Nueva York.

Y aunque los factores de riesgo cardiovasculares son más comunes en los hombres que en las mujeres de mediana edad, apuntó, este estudio sugiere que son más nocivos para la función cerebral de las mujeres.

Tanto Lipton como Sexton, que no participó en el estudio, anotaron que los declives en las puntuaciones de las pruebas no significan que una persona esté destinada a desarrollar demencia.

Cierto nivel de deterioro es parte normal del proceso de envejecimiento, aseguró Lipton. Y, en muchos casos, podría relacionarse con una afección de salud específica, o con los efectos de un fármaco.

Sexton también dijo que la salud cardiovascular es solo uno de los factores del bienestar cognitivo. La investigación también sugiere que las personas pueden respaldar su salud cerebral al mantenerse social y mentalmente activas, tener un sueño adecuado, y al buscar ayuda para la depresión y otros problemas de la salud mental.

Más información

La Asociación del Alzheimer ofrece consejos para respaldar la salud del cerebro.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michelle Mielke, PhD, professor, epidemiology and neurology, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Richard B. Lipton, MD, professor and vice chair, neurology, director, Division of Cognitive Aging and Dementia, Albert Einstein College of Medicine, New York City; Claire Sexton, PhD, director, scientific programs and outreach, Alzheimer's Association, Chicago; Neurology, Jan. 5, 2022, online

Comparte tu opinión