Un bebé irritable podría aumentar el riesgo de depresión de mamá

Un bebé irritable podría aumentar el riesgo de depresión de mamá

JUEVES, 28 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Tener un bebé irritable no solo le quita el sueño a una nueva madre... también puede aumentar su riesgo de depresión, encuentra un estudio reciente.

Esa irritabilidad, en combinación con un nacimiento prematuro, podría afectar de forma significativa al estado de ánimo de la nueva madre.

"Encontramos que el riesgo de depresión materna variaba según la edad gestacional y la irritabilidad del bebé", señaló la autora sénior del estudio, la Dra. Prachi Shah, pediatra del desarrollo y conductual en el Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

En el estudio, los investigadores observaron a más de 8,200 niños y a sus madres a lo largo de Estados Unidos. Encontraron que las madres de bebés muy prematuros e irritables (nacidos entre la semana 24 y la 31 de la gestación) tenían más o menos el doble de probabilidades de presentar síntomas leves de depresión que las que tenían bebés muy prematuros que no eran difíciles de consolar.

Pero "las madres de bebés irritables nacidos prematuros tardíos o a término completo son más propensas a experimentar unos niveles más graves de depresión materna que las madres de los bebés irritables que nacieron más prematuros", comentó Shah en un comunicado de prensa de la universidad.

Entre las madres de bebés nacidos con una prematuridad entre moderada y tardía (de la semana 32 a la 36 de la gestación) y las madres de bebés nacidos a término completo, las que tenían bebés irritables presentaban alrededor del doble de probabilidades de tener síntomas graves de depresión que las que tenían bebés menos irritables.

"Estos hallazgos refuerzan que todas las madres que cuidan a bebés con unos temperamentos más difíciles quizá necesiten una ayuda adicional para gestionar la carga emocional", enfatizó Shah.

"La evaluación temprana de la irritabilidad infantil podría ayudar a identificar a las madres con síntomas depresivos que necesiten respaldo", anotó. Esto podría ser "particularmente importante para las madres de los bebés nacidos con una prematuridad leve, en quienes los síntomas de depresión son más graves", explicó Shah.

El estudio también encontró que unos ingresos más bajos, el tabaquismo y ser soltera se asociaron con un riesgo más alto de síntomas de depresión tanto leves como de moderados a graves.

Investigaciones anteriores encontraron que las madres de los bebés más irritables reportaban menos confianza y más estrés que las madres de los bebés menos irritables.

"Los pediatras y los proveedores deben prestar atención de cerca a las madres que describen dificultades para calmar a sus bebés", añadió Shah. "Unas intervenciones tempranas podrían ayudar a reducir el riesgo de depresión materna, que impacta negativamente a la relación entre madre e hijo y que podría ser nociva para la salud tanto de la madre como del niño".

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Academic Pediatrics.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece consejos para calmar a un bebé irritable.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión