SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Un aumento marcado de los precios llevó a una reducción en el uso de dos medicamentos para el corazón en los hospitales estadounidenses

La mitad de los pacientes dejaron de recibir el nitroprusiato, y el uso del isoproterenol se redujo en un tercio, según un estudio

La mitad de los pacientes dejaron de recibir el nitroprusiato, y el uso del isoproterenol se redujo en un tercio, según un estudio

MIÉRCOLES, 9 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Tras un aumento marcado de los precios, el uso de dos medicamentos cardiacos comunes se redujo significativamente en los hospitales de EE. UU., muestra un nuevo estudio.

Los medicamentos, el nitroprusiato (Nitropress) y el isoproterenol (Isuprel), se han usado durante décadas.

Los hallazgos rechazan las afirmaciones de que los aumentos de los precios no reducen el acceso y el uso de ciertos medicamentos para los pacientes, dijeron los investigadores de la Clínica Cleveland.

"En un testimonio público, se ha afirmado que estos aumentos de los precios no reducirían el acceso a o el uso de los pacientes de estos dos medicamentos fundamentales, que se han usado durante décadas para tratar a los pacientes", dijo el autor principal, el Dr. Umesh Khot, vicepresidente de medicina cardiovascular.

"Pero nuestra investigación muestra que estos aumentos de los precios no son benignos. Otras investigaciones determinarán si ha habido algún efecto en los resultados de los pacientes, pero está claro que el uso se ha visto afectado", señaló Khot en un comunicado de prensa de la clínica.

De 2012 a 2015, el precio del isoproterenol en Estados Unidos aumentó casi 70 veces, de 26 dólares a 1,790 dólares.

El equipo de investigación observó el uso de los medicamentos en 47 hospitales. Los investigadores encontraron que la cantidad de pacientes tratados con isoproterenol se redujo un 35 por ciento.

Por otro lado, el costo del nitroprusiato se multiplicó por 30, desde 27 dólares hasta 880 dólares. Y la cantidad de pacientes tratados con el medicamento se redujo en un 53 por ciento, dijeron los investigadores.

Dado que los dos medicamentos solo se usan en los hospitales, no tienen una demanda externa de pacientes y no hay anuncios publicitarios directos al consumidor, indicaron los investigadores.

Los investigadores también examinaron el uso de nitroglicerina y de dobutamina, medicamentos intravenosos para el corazón con un precio estable. Durante el periodo de estudio, la cantidad de pacientes tratados con nitroglicerina aumentó un 118 por ciento, y el uso de la dobutamina aumentó un 7 por ciento.

El nitroprusiato reduce la presión arterial y se usa para tratar la hipertensión crítica y la insuficiencia cardiaca congestiva. Los médicos también lo indican para mantener la presión arterial baja durante una cirugía.

El isoproterenol se usa para tratar la frecuencia cardiaca baja y el bloqueo cardiaco (cuando el corazón late demasiado lentamente). También se usa durante los procedimientos de electrofisiología y ciertos tipos de cirugía para aumentar la frecuencia cardiaca, indicaron los investigadores.

"Hay medicamentos con los que los médicos están muy familiarizados, y para los que no hay alternativas directas. A consecuencia de esto, los hospitales han tenido que replantearse el uso de estos medicamentos y quizá adoptar otras terapias", dijo Michael Militello, doctor de farmacia.

"Comprender cómo los médicos, los farmacéuticos y los sistemas de salud han abordado el uso de estos medicamentos es un área importante para un posterior estudio", añadió.

Los hallazgos fueron publicados en una carta al editor en la edición del 10 de agosto de la revista New England Journal of Medicine.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre los medicamentos para el corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad