SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Un análisis de sangre podría detectar a los bebés en riesgo de síndrome de alcoholismo fetal

Un estudio se centró en los bebés que mostraban señales mentales y físicas de exposición

Un estudio se centró en los bebés que mostraban señales mentales y físicas de exposición

MIÉRCOLES, 9 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- Un análisis de sangre para las futuras madres podría ser útil para identificar a los bebés en riesgo de sufrir trastornos del espectro de alcohol fetal (TEAF), según el nuevo estudio.

Los trastornos del espectro de alcohol fetal se producen cuando las mujeres beben grandes cantidades de alcohol durante el embarazo. La afección puede afectar al desarrollo del niño y provocar problemas de salud mentales y físicos a largo plazo. Ser capaz de identificar a los bebés en riesgo de TEAF podría llevar a un tratamiento temprano y a unos mejores resultados, dijeron los investigadores.

"Es un gran problema, pero quizá no nos demos cuenta de todo el alcance porque los bebés que nacen con características físicas de apariencia normal podrían pasar desapercibidos, lo que hace que en muchos casos sea difícil hacer un diagnóstico temprano", dijo el autor coprincipal del estudio, Rajesh Miranda, en un comunicado de prensa de la Universidad de Texas A&M. Miranda es profesor en el Departamento de Neurociencia y Terapias Experimentales de la universidad.

Los investigadores examinaron los expedientes de salud y de consumo de alcohol de 68 mujeres embarazadas en el oeste de Ucrania, junto con muestras de sangre recogidas durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo.

Los niveles de consumo de alcohol entre moderados y altos a principios del embarazo se asociaron con diferencias importantes en algunas moléculas de ARN que circulan en la sangre de una futura madre. Estas diferencias se observaron en madres cuyos bebés mostraron señales físicas o mentales de exposición al alcohol en el primer año de vida.

Una razón por la que los trastornos del espectro de alcohol fetal pueden ser difíciles de diagnosticar es que los bebés expuestos a la misma cantidad de alcohol cuando están en el útero podrían sufrir consecuencias muy distintas, dijeron los investigadores.

"Aunque es generalmente cierto que los atracones de bebida durante el embarazo presentan el riesgo más alto, no todas las mujeres que consumen cantidades sustanciales de alcohol durante el embarazo tendrán a un hijo que esté claramente afectado", dijo Christina Chambers, autora coprincipal del estudio y profesora de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego.

"Esta es la razón por la que examinamos biomarcadores específicos en la sangre de la madre en el segundo y el tercer trimestre del embarazo para determinar si son útiles a la hora de identificar a los niños que podrían beneficiarse de intervenciones tempranas", explicó Chambers.

Los investigadores dijeron que se necesitan más estudios con muestras más amplias de madres y bebés para confirmar estos hallazgos.

El estudio se publicó el 9 de noviembre en la revista PLOS ONE.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los TEAF.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad