SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Un ambiente violento puede provocar estragos en las calificaciones de los niños y adolescentes

Los investigadores encuentran un vínculo entre el sueño, las hormonas del estrés y el rendimiento académico de los jóvenes

Los investigadores encuentran un vínculo entre el sueño, las hormonas del estrés y el rendimiento académico de los jóvenes

MARTES, 15 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- A los niños y adolescentes que viven en vecindarios violentos con frecuencia les va peor en la escuela. Ahora, un nuevo estudio ayuda a explicar el motivo.

Investigadores de EE. UU. encontraron que la exposición al crimen violento cambió el patrón de sueño de los jóvenes, lo que aumentó sus niveles del cortisol, una hormona del estrés.

"Tanto el sueño como el cortisol están conectados con la capacidad de aprender y realizar las tareas académicas", apuntó la autora líder, Jenni Heissel, de la Facultad de Políticas Educativas y Sociales de la Universidad de Northwestern en Evanston, Illinois. "Nuestro estudio identifica una vía mediante la cual el crimen violento podría afectar al rendimiento académico".

Investigaciones anteriores han encontrado un vínculo entre los crímenes violentos y el rendimiento en los exámenes, pero el motivo de que el crimen afecte al rendimiento académico no estaba claro, apuntó Heissel en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, ella y sus colaboradores siguieron los patrones de sueño y las hormonas del estrés de 82 estudiantes de 11 a 18 años de edad que acudían a distintas escuelas públicas en una gran ciudad de oeste medio de EE. UU.

Los investigadores encontraron que el día después de un crimen violento en su vecindario, los niveles de cortisol de los jóvenes aumentaron.

Emma Adam, coautora del estudio y profesora de políticas de desarrollo humano y sociales en la Northwestern, dijo que los resultados de la investigación tienen varias implicaciones para los legisladores.

"Proveen un vínculo entre el crimen violento y varios mecanismos que se saben que afectan al rendimiento [mental]", dijo Adam. "También podrían explicar por qué algunos jóvenes de bajos ingresos que viven en vecindarios con un riesgo alto duermen menos que los jóvenes con ingresos más altos".

Los resultados no implican que los niños de los vecindarios marginados no puedan tener éxito en la escuela. Pero Adam comentó que las escuelas podrían ofrecer a los estudiantes métodos para afrontar los eventos estresantes.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Child Development.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) describe cómo ayudar a los niños a tener éxito en la escuela.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad