Un aerosol nasal con ketamina se muestra promisorio contra la depresión y el suicidio

Un aerosol nasal con ketamina se muestra promisorio contra la depresión y el suicidio

MARTES, 17 de abril de 2018 (HealthDay News) -- En un pequeño estudio inicial, un aerosol nasal que contiene la droga de diseño ketamina parece ayudar a aliviar rápidamente la depresión, e incluso reducir la ideación suicida.

Los psiquiatras mostraron un optimismo cauto respecto al potencial del anestésico para tratar el trastorno del estado de ánimo.

"En este estudio solo hubo 68 pacientes inscritos, lo que es una limitación, así que realmente debe haber estudios a mayor escala antes de poder recomendar con confianza la ketamina como una opción de primera línea", comentó el Dr. Matthew Lorber, psiquiatra en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. Lorber no participó en el nuevo estudio, que fue financiado por la farmacéutica Janssen.

También se deben realizar estudios a más largo plazo, añadió Lorber, "pero la ketamina es sin duda una opción emocionante y muy promisoria, sobre todo cuando los medicamentos tradicionales han fracasado".

La ketamina tiene una historia escabrosa, y quizá sea mejor conocida como una droga recreativa de diseño, "Special K". Pero los investigadores también anotaron sus efectos en el alivio de las señales de depresión.

Un grupo dirigido por la Dra. Carla Canuso, de Janssen Research and Development en Titusville, Nueva Jersey, realizó un estudio con 68 personas diagnosticadas con depresión mayor. Los participantes se asignaron al azar a recibir un aerosol nasal de placebo "falso", o ketamina en una forma de aerosol nasal llamada esketamina.

Se consideraba que todos los participantes tenían una depresión tan severa que tenían un "riesgo de suicidio inminente", apuntaron los investigadores. Ya usaban antidepresivos estándar, y siguieron haciéndolo durante el estudio.

El equipo de Canuso siguió entonces los efectos de la esketamina 4 horas, 24 horas y 25 días después del uso. El estudio fue "doble ciego", lo que significa que ni los investigadores ni los participantes sabían quiénes tomaban esketamina y quiénes el placebo.

El resultado: A las 4 y a las 24 horas hubo "una mejora significativamente mayor" (reducciones de entre un 30 y un 40 por ciento) en las puntuaciones de depresión, y una reducción en la ideación suicida entre los que recibieron el aerosol nasal con esketamina.

Pero el efecto no duró hasta los 25 días. Aun así, el estudio es "una prueba de concepto" de que "la esketamina intranasal podría ser un tratamiento eficaz para la reducción rápida de los síntomas depresivos, incluyendo la ideación [pensamientos] suicida en pacientes en que se ha evaluado que hay un riesgo inminente de suicidio", concluyó el equipo de Canuso.

El estudio aparece en la edición del 16 de abril de la revista The American Journal of Psychiatry.

Los investigadores anotaron que las evaluaciones del nivel de depresión y de riesgo de suicidio fueron realizadas tanto por los pacientes como por sus médicos.

Hubo efectos secundarios en algunos participantes, que incluyeron náuseas, mareo, disociación (una sensación de estar desconectado de la realidad) y dolor de cabeza, apuntaron los investigadores.

Y aunque los beneficios observados en este pequeño estudio son alentadores, el equipo de Canuso enfatizó que la ketamina conlleva un potencial de abuso.

En un editorial publicado con el estudio, el editor de la revista, el Dr. Robert Freedman, subrayó que "la protección de la salud pública también es parte de nuestra responsabilidad, y como médicos somos responsables de prevenir nuevas epidemias de sustancias".

Por su parte, Lorber cree que si los estudios más largos y de mayor tamaño dan resultado, la esketamina podría tener un rol en la resolución las crisis suicidas a corto plazo.

"Los antidepresivos tradicionales por lo general tardan de cuatro a seis semanas antes de que haya una mejora en la depresión, y no se ha mostrado que reduzcan la incidencia del suicidio, así que la respuesta rápida en combinación con la mejora en la ideación suicida diferencia a la ketamina de los medicamentos tradicionales solos", afirmó.

El Dr. Robert Dicker ayuda a dirigir la psiquiatría infantil y adolescente en Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York. Se mostró de acuerdo en que se necesitan unos antidepresivos nuevos y mejores.

"Hay que tener en cuenta que la prevalencia de la depresión en nuestra población adulta es alta: de 1 por cada 15", dijo Dicker. "La depresión es el diagnóstico más común relacionado con el suicidio, [y] 1 millón de adultos estadounidenses intentan suicidarse [cada año]".

"Una gran cantidad de adultos que están siendo tratados por depresión son resistentes a nuestros tratamientos actuales, así que la necesidad de desarrollar nuevos métodos de tratamiento es tremenda", añadió. "La posible utilidad de la ketamina para tratar a esa población es una vía de estudio importante".

Más información

Para más información sobre la depresión, visite la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión