SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Un adolescente somnoliento va en camino de una vida de crimen?

Un estudio sugiere un vínculo, pero un psiquiatra infantil dice que factores aparte del sueño podrían tener algo que ver

Un estudio sugiere un vínculo, pero un psiquiatra infantil dice que factores aparte del sueño podrían tener algo que ver

JUEVES, 23 de febrero de 2017 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio sugiere que los chicos adolescentes que crónicamente tienen sueño durante el día podrían estar en un riesgo más alto de convertirse en criminales violentos en la adultez.

Un equipo de investigadores estadounidenses y británicos identificó un vínculo entre una somnolencia diurna frecuente durante la secundaria y unas probabilidades 4.5 veces más altas de que un chico cometiera al crecer un delito violento antes de finales de la veintena.

"Hasta donde sepamos, se trata del primer estudio en mostrar que la somnolencia diurna durante la adolescencia se asocia con los delitos criminales 14 años después", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Pensilvania el autor del estudio, Adrian Raine, profesor de criminología y psicología en la universidad.

Pero al menos un psiquiatra que revisó los hallazgos cree que quizá sea prematuro decir que los adolescentes somnolientos estén destinados a una vida de crimen.

Francamente, dijo el Dr. Victor Fornari, "es difícil encontrar a un adolecente que haya dormido lo suficiente y que no esté cansado".

El estudio no pudo probar un vínculo causal, anotó, y la moraleja "no está clara".

"Muchos factores más, aparte del sueño, tienen un rol en el resultado de la conducta criminal", dijo Fornari, director de psiquiatría infantil y adolescente en el Centro Médico Pediátrico Cohen de New Hyde Park, Nueva York.

En el estudio, Raine y sus colaboradores realizaron unas "pruebas de somnolencia" especialmente diseñadas a más de cien chicos; todos tenían 15 años y asistían a una de tres escuelas secundarias en el norte de Inglaterra.

En un laboratorio, se pidió a cada adolescente que calificara su grado de somnolencia entre la 1 y las 3 p.m. Los investigadores también realizaron medidas de la actividad cerebral en ese periodo, junto con pruebas de la conducta de atención.

Se anotó la información de los antecedentes socioeconómicos de los chicos, y se pidió a los estudiantes y a sus maestros que reportaran cualquier conducta antisocial realizada por los adolescentes.

Entonces, varios años luego, el mismo equipo observó los expedientes criminales para ver qué adolescentes habían mostrado criminalidad cuando llegaron a los 29 años de edad.

El resultado: Un 17 por ciento de los adolescentes habían sido condenados por cometer un crimen violento y/o un delito contra la propiedad para finales de la veintena. Tras tomar en cuenta ciertas variables, el estudio encontró que la somnolencia diurna de los adolescentes sí parecía vincularse con unas mayores probabilidades de crimen violento.

Pero los antecedentes familiares también parecieron importar. Los chicos que provenían de familias relativamente más pobres tenían más probabilidades de tener somnolencia diurna en la adolescencia y, a su vez, eran más propensos a los crímenes violentos en la adultez.

¿Cuál es la conexión posible? Según Raine, "la somnolencia diurna se asocia con una falta de atención. La falta de atención se puede usar como representante de una mala función cerebral. Si se tiene una mala función cerebral, es más probable que se sea un criminal".

Pero esto no convence a Fornari. "No estoy seguro de qué contribuye realmente este estudio al conocimiento", dijo.

Y Raine también enfatizó que, por supuesto, no todos los chicos adolescentes somnolientos terminarán siendo criminales.

Aún así, fomentar un mejor sueño en la adolescencia no es mala idea, dijo.

"Dormir más no resolverá el crimen, pero podría mejorarlo un poco", planteó Raine.

Los hallazgos aparecen en la edición del 23 de febrero de la revista Journal of Child Psychology and Psychiatry.

Más información

Para más información sobre los adolescentes y el sueño, visite la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad