Tuvieron muchos problemas, pero la pandemia no fue del todo mala para las nuevas mamás


LUNES, 21 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Aunque las nuevas mamás se han enfrentado a muchos desafíos debido a la pandemia de COVID-19, tuvo al menos un impacto positivo, muestra una nueva encuesta: pudieron tener más tiempo de tranquilidad con sus hijos recién nacidos.

Tuvieron muchos problemas, pero la pandemia no fue del todo mala para las nuevas mamás

Este es el hallazgo clave del primer estudio que se sepa que evalúa las experiencias de las mujeres de EE. UU. que tuvieron bebés en los primeros seis meses de la pandemia.

Las mujeres reportaron un aumento en la angustia emocional, dificultades para la lactancia y cambios inesperados en los planes para el parto. Las medidas de distanciamiento social y de control de infecciones fomentaron la culpabilidad, el aislamiento y la depresión, y a muchas nuevas mamás no les enseñaron la forma de sobrellevarlo, o carecieron de respaldo, reveló la encuesta.

"Las mamás dijeron que sentían que, hicieran lo que hicieran, se equivocaban", comentó el primer autor del estudio, Clayton Shuman, profesor asistente de enfermería de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. Aunque se preveía cierto aumento en la angustia emocional y la culpabilidad, dijo que el grado le sorprendió.

Las nuevas mamás encuestadas también reportaron menos asistencia con la lactancia, lo que resultó en que algunas tuvieran más estrés y menos leche.

"Se pensaría que pasar más tiempo en casa conduciría a una mejor lactancia, pero no fue así", señaló Shuman en un comunicado de prensa de la universidad. "Debido a la pandemia, muchos recursos no se ofrecieron, o estaban en un formato que no resultaba útil. Muchas consideraban que realizar una consulta de lactancia en Zoom era invasivo e incómodo".

La COVID-19 también obligó a algunas mujeres a cambiar sus planes para el parto, por ejemplo, tener un parto fuera del hospital en lugar de en el hospital, o elegir un parto inducido. Una mujer a cuya comadrona le prohibieron asistir a su parto comentó que la situación fue "desgarradora".

En total, en la encuesta participaron 675 nuevas mamás reclutadas en las redes sociales. La mayoría eran blancas y estaban casadas, y dieron a luz a un bebé a término completo.

Si hubo un punto positivo, fue que muchas mujeres agradecieron el tiempo de tranquilidad que tuvieron tras dar a luz, debido a las restricciones en el número de visitantes en el hospital y en casa, según el informe, que se publicó en una edición reciente de la revista Maternal and Child Health Journal.

Shuman dijo que la pandemia resaltó los problemas con el método universal de atención materna de Estados Unidos.

"Proveer un método universal para la atención materna no funciona", advirtió. "Debido a los problemas de salud mental, necesitamos una atención personalizada: a algunas les va bien con la telesalud, pero no a todas. Los horarios de visitas prenatales y postparto también se deben adaptar a los individuos, sobre todo para las nuevas mamás".

Más información

Aprenda más sobre el embarazo y el parto durante la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Michigan, news release, Feb. 17, 2022

Comparte tu opinión