Trump toma un medicamento desacreditado que no se considera ni seguro ni efectivo contra el coronavirus

Trump toma un medicamento desacreditado que no se considera ni seguro ni efectivo contra el coronavirus

MARTES, 19 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- A pesar de que numerosos estudios sugieren que ciertos fármacos publicitados por el Presidente Donald Trump como "puntos de inflexión" contra el coronavirus en realidad son inútiles e incluso dañinos, Trump afirmó el lunes que ha estado tomando uno de ellos durante más de una semana.

Trump dijo que ha estado tomando hidroxicloroquina durante más o menos una semana y media con el fin de prevenir la infección con, o la enfermedad por, el nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2. Aseguró que está tomando el fármaco con la aprobación del médico de la Casa Blanca.

Trump declaró que "puedo decirles que, hasta ahora, parece que estoy bien", reportó el The New York Times.

A principios de la epidemia del coronavirus, Trump apuntó que la hidroxicloroquina y un medicamento relacionado, la cloroquina, quizá fueran una solución médica rápida para el creciente flagelo del coronavirus.

Pero cualquier potencial inicial de los medicamentos contra el coronavirus desapareció con rapidez.

Por ejemplo, un estudio publicado a finales de abril encontró que la tasa de mortalidad de las personas con COVID-19 que tomaron hidroxicloroquina además de la atención usual en realidad era más alta que la de las que no la tomaron: un 28 frente a un 11 por ciento, respectivamente.

Poco después, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. publicó una declaración en que afirmó que "no se ha mostrado que la hidroxicloroquina y la cloroquina sean seguras y efectivas para tratar o prevenir la COVID-19".

La FDA también advirtió que "la hidroxicloroquina y la cloroquina pueden provocar ritmos cardiacos anómalos, como una prolongación del intervalo QT y una frecuencia cardiaca peligrosamente rápida conocida como taquicardia ventricular".

El 8 de mayo, unos médicos de la ciudad de Nueva York monitorizaron los resultados de casi 1,400 pacientes con COVID-19, y los reportaron en la revista New England Journal of Medicine. A los que recibieron hidroxicloroquina no les fue mejor que a los que no la recibieron.

Otros dos estudios que mostraron resultados similares se publicaron tan solo una semana más tarde.

A pesar de todas esas malas noticias sobre la hidroxicloroquina y la cloroquina, el mero hecho de que Trump respaldara a los medicamentos provocó un aumento en las ventas. Un estudio dirigido por Michael Liu, de la Universidad de Oxford en Reino Unido, encontró que las búsquedas de Google indicativas de las compras en línea de hidroxicloroquina y cloroquina se dispararon en un 1,389 por ciento tras el respaldo de Trump.

El Dr. Matthew Heinz es hospitalista e internista del Centro Médico de Tucson, en Arizona. En reacción al anuncio de Trump del lunes, afirmó que "no puedo enfatizar lo suficiente lo temerario que es animar a alguien a tomar hidroxicloroquina o cualquier otro remedio no comprobado para el SARS-CoV-2".

"La cloroquina y la hidroxicloroquina no son sustancias benignas, y pueden provocar efectos adversos graves, a veces potencialmente letales", lo que incluye unas arritmias cardiacas que a veces resultan mortales, anotó. "Esto es verdad sobre todo dado que tantas personas ya tienen afecciones cardiacas y otras afecciones médicas, y son incluso más susceptibles a esos efectos secundarios".

Según el Times, Trump, que tiene 73 años, es estadísticamente obeso porque pesa 243 libras (110 kilos), come comida grasa, no hace ejercicio y toma una estatina para reducir el colesterol.

Heinz dijo que más allá de cualquier peligro teórico para la salud del presidente, respaldar el uso de la hidroxicloroquina plantea una amenaza para la salud de los que pudieran copiar sus acciones.

"Nuestros líderes políticos deben servir como ejemplo durante esta pandemia, y deberían reforzar las recomendaciones de los profesionales médicos calificados y de las autoridades de salud pública", enfatizó Heinz. "No se recomienda tomar hidroxicloroquina para tratar ni prevenir la COVID-19".

El fármaco es útil para tratar otras afecciones, como el lupus.

Entonces, "fomentar el uso fuera de la etiqueta de la hidroxicloroquina [plaquenil] ha provocado una escasez del fármaco para los pacientes, como mi hermana, que dependen del medicamento para otras afecciones", añadió Heinz.

Más información

Aprenda más sobre los hechos y los rumores sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión