Tras un 'mini ACV', una combinación de fármacos podría ayudar a reducir las probabilidades de un ACV mayor

Tras un 'mini ACV', una combinación de fármacos podría ayudar a reducir las probabilidades de un ACV mayor

MIÉRCOLES, 16 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Un método dual tras un "mini accidente cerebrovascular (ACV)" podría maximizar las probabilidades de una persona de evitar un ACV de mayor envergadura en los meses posteriores, muestra una investigación.

Los ACV menores y unos eventos conocidos como "ataques isquémicos transitorios" (AIT), o mini ACV, son señales de advertencia de que las personas tienen unas probabilidades de hasta un 15 por ciento de sufrir un ACV más grave en los próximos tres meses, explicó un equipo de la Universidad de Texas, en Austin.

Pero el nuevo estudio encontró que tomar una aspirina en dosis baja junto con el trombolítico Plavix (clopidogrel) tras esos eventos pareció reducir el riesgo de un ACV mayor en los 90 días siguientes.

"Este estudio nos ofrece unas evidencias sólidas de que podemos usar esta combinación de fármacos para prevenir el ACV en las personas con el mayor riesgo", señaló el autor líder del estudio, el Dr. Clay Johnston, en un comunicado de prensa de la universidad, donde es decano y profesor de neurología en la Facultad de Medicina Dell.

Como explicaron los investigadores, los ACV menores solo provocan unos síntomas leves, y los mini ACV son causados por un bloqueo temporal en un vaso sanguíneo del cerebro. Este bloque típicamente se elimina o disuelve solo, lo que alivia cualquier síntoma, explicaron los autores del estudio.

La Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares (American Stroke Association) reporta que más de un tercio de los adultos de EE. UU. han sufrido un ataque isquémico transitorio/mini ACV.

¿Pero cómo pueden los pacientes evitar un ACV incluso mayor en las semanas posteriores?

Para averiguarlo, el equipo de Johnston rastreó los beneficios del Plavix entre los que habían sufrido un ACV menor o un mini ACV.

El Plavix ayuda a prevenir que la sangre se coagule al bloquear la función de las plaquetas. Con frecuencia el fármaco se administra a personas que han sufrido un ataque cardiaco o que tienen enfermedad arterial periférica con el fin de prevenir los ACV y otros eventos relacionados con el corazón.

El estudio incluyo a casi 4,900 adultos de 10 países. Los que tomaron Plavix más una aspirina de dosis baja tenían un riesgo un 25 por ciento más bajo de un ACV mayor, de ataque cardiaco o de morir por un coágulo sanguíneo en los tres meses tras el mini ACV, en comparación con los que solo tomaron aspirina.

Los investigadores anotaron que hubo un ligero aumento en el riesgo de hemorragia en el grupo de Plavix y aspirina. Dado que esos eventos de sangrado por lo general son reversibles, los investigadores concluyeron que, en la mayoría de los pacientes, el beneficio de la terapia combinada supera a los riesgos.

En general, hubo 33 hemorragias mayores en el gran grupo de pacientes que se estudió. De éstos, "más de la mitad implicaron al tracto gastrointestinal, y ninguno fue letal", dijo en el comunicado de prensa el coautor del estudio, el Dr. J. Donald Easton, profesor de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco.

"Estas complicaciones de sangrado del tratamiento, en gran parte prevenibles o tratables, deben equilibrarse con el beneficio de evitar unos ACV que provocan discapacidad", apuntó Easton.

El estudio fue publicado el 16 de mayo en la revista The New England Journal of Medicine para que coincidiera con su presentación en la Conferencia de la Organización Europea de Accidentes Cerebrovasculares (European Stroke Organization), en Gotemburgo, Suecia.

Dos expertos en la atención de los ACV que leyeron los hallazgos concurrieron en que tiene mérito.

"Los datos aprendidos con el estudio tendrán un impacto importante en la medicina clínica en todo el mundo, y ayudarán a prevenir los ACV debilitantes y letales en personas que ya han experimentado mini ACV y síntomas de ACV", aseguró el Dr. Rafael Alexander Ortiz, director de cirugía neuroendovascular en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

El Dr. Anand Patel, neurólogo vascular en el Instituto de Neurociencia de Northwell Health en Manhasset, Nueva York, anotó que un estudio de 2013, realizado en China, también encontró que una combinación de dos medicamentos obtenía mejores resultados que el uso de aspirina o Plavix solos en la reducción del riesgo de ACV en estos casos.

El nuevo ensayo brinda más apoyo a la idea de que "un tratamiento temprano y agresivo en estos pacientes con aspirina y [Plavix] combinados puede reducir este riesgo de forma significativa", añadió Patel. "En mi opinión, este ensayo cambiará nuestro método de prevención del ACV".

Más información

La Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares ofrece más información sobre la prevención de los ACV.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión