Tener a alguien que escuche podría ser bueno para el cerebro que envejece

VIERNES, 20 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- ¿Podría la constancia de un oyente solidario ayudarle a proteger a su cerebro de los estragos del envejecimiento?

Sí, afirma una nueva investigación que analizó los datos de casi 2,200 adultos estadounidenses, y encontró que los que estaban en la cuarentena y la cincuentena que no tenían a alguien que los escuchara presentaban una edad mental ("cognitiva") cuatro años mayor que los que tenían a buenos oyentes a su alrededor.

Tener a alguien que escuche podría ser bueno para el cerebro que envejece

Tener a alguien que le escuche cuando necesite hablar se asocia con una mayor "resiliencia cognitiva", que es una medida de la capacidad del cerebro de funcionar mejor de lo previsto para la cantidad de cambios relacionados con el envejecimiento o las enfermedades en el cerebro, explicaron los autores del estudio.

Muchos neurólogos creen que esta resiliencia mental se puede mejorar mediante actividades que estimulen al cerebro, el ejercicio físico y las interacciones sociales positivas.

"Pensamos que la resiliencia cognitiva es como un amortiguador contra los efectos del envejecimiento y las enfermedades cerebrales", señaló al investigador principal, el Dr. Joe Salinas, miembro del Centro de Neurología Cognitiva de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"El estudio amplía las crecientes evidencias de que las personas pueden tomar medidas, ya sea para ellas mismas o para las personas a quienes quieren, para aumentar las probabilidades de ralentizar el envejecimiento cognitivo o prevenir el desarrollo de síntomas de la enfermedad de Alzheimer, algo que tiene incluso una mayor importancia dado que todavía no tenemos una cura para la enfermedad", añadió Salinas en un comunicado de prensa de la NYU.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 16 de agosto de la revista JAMA Network Open.

La diferencia de cuatro años en la edad cognitiva entre las personas que contaban con buenos oyentes y las que no "puede ser increíblemente valiosa", aseguró Salinas.

"Con demasiada frecuencia, pensamos en cómo proteger la salud de nuestro cerebro cuando somos mucho mayores, después de que ya hemos perdido mucho tiempo, décadas antes, para cultivar y mantener unos hábitos saludables para el cerebro", añadió Salinas. "Pero hoy, ahora mismo, usted puede preguntarse si de verdad tiene a alguien disponible que lo escuche de una forma que le respalde, y preguntarle lo mismo a sus seres queridos. Tomar esta sencilla medida inicia un proceso para que, en última instancia, tenga más probabilidades de una salud cerebral a largo plazo y la mejor calidad de vida posible".

Los médicos también deben pensar en preguntar a los pacientes si tienen acceso a un oyente confiable, sugirió Salinas.

"La soledad es uno de los muchos síntomas de depresión, y tiene otras implicaciones para la salud de los pacientes", explicó. "Estos tipos de preguntas sobre las relaciones sociales y los sentimientos de soledad de las personas pueden decirle mucho sobre las circunstancias sociales más amplias de la persona, su salud futura, y cómo les va de verdad fuera de la clínica".

Más información

La Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) ofrece más información sobre la salud del cerebro.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: NYU Grossman School of Medicine, news release, Aug. 16, 2021

Comparte tu opinión