Típicamente, la cirugía para perder peso lleva a la diabetes tipo 2 a la remisión

Típicamente, la cirugía para perder peso lleva a la diabetes tipo 2 a la remisión

JUEVES, 7 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Hasta 7 de cada 10 personas con diabetes tipo 2 pueden lograr una remisión a largo plazo de la enfermedad al someterse a una cirugía para perder peso llamada baipás gástrico, según un nuevo estudio danés.

La cirugía no necesariamente es una cura para la diabetes tipo 2. Algunas personas que entran en remisión y parecen ya no tener la enfermedad pueden recaer y comenzar de nuevo a tener síntomas. En este estudio, un 27 por ciento de las personas que estaban en remisión tuvieron una recaída durante los cinco años de seguimiento.

Pero el estudio también vinculó a la cirugía de baipás gástrico con una reducción de casi un 50 por ciento en las complicaciones microvasculares. Esas complicaciones incluyen a la enfermedad renal, el daño en los nervios y los problemas de la vista.

"Se debe ofrecer la cirugía bariátrica a los pacientes con obesidad y diabetes tipo 2 en un momento temprano durante el curso de la enfermedad, mientras todavía haya unas mayores probabilidades de remisión de la diabetes", planteó la autora principal del estudio, la Dra. Lene Ring Madsen, del Hospital de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca.

Hay varios tipos de cirugía para perder peso, o bariátrica, incluyendo el baipás gástrico y la manga gástrica.

El baipás gástrico, también conocido como Y de Roux, implica hacer que el estómago sea más pequeño y derivar parte del intestino delgado, según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK) de EE. UU. Tras esta cirugía, las personas se llenan con mucha menos comida, y el cuerpo no absorbe tantas calorías.

La cirugía gástrica en manga (o gastrectomía en manga) implica extirpar una porción del estómago para que la persona se llene antes, según el NIDDK. La popularidad de ese tipo de cirugía ha aumentado, pero Madsen dijo que el procedimiento es más reciente, de forma que los investigadores todavía no tienen datos a largo plazo sobre el mismo.

Aunque este estudio no observó los motivos de que el baipás gástrico pueda conducir a la remisión de la diabetes tipo 2, Madsen dijo que otros estudios han sugerido que la pérdida de peso es un factor. Añadió que es probable que la restricción de las calorías y los cambios hormonales también tengan un rol.

El Dr. Mitchell Roslin, director de cirugía bariátrica en el Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York, revisó los hallazgos.

"Los pacientes con la mejor pérdida de peso tienen la mejor resolución de la diabetes tipo 2, pero los mecanismos son mucho más complejos que la pérdida de peso en sí", afirmó.

Roslin dijo que es probable que el cambio en los tipos de alimentos que una persona come, y en qué tan bien el cuerpo utiliza a la insulina, junto con cambios en la producción de glucosa (azúcar) en el hígado, contribuyan a la mejora en la diabetes tipo 2.

El estudio actual incluyó a más de 1,100 personas que se sometieron a baipás gástrico en hospitales del norte de Dinamarca. Las cirugías se realizaron entre 2006 y 2015.

Los investigadores compararon a los pacientes que se sometieron a la cirugía con casi 1,100 personas con diabetes tipo 2 que no la recibieron.

Un 65 por ciento de los pacientes quirúrgicos entraron en remisión de la diabetes en un plazo de seis meses. Un año tras la cirugía, un 74 por ciento estaban en remisión de su diabetes tipo 2, encontró el estudio. Durante los cinco años tras la cirugía, la tasa de remisión permaneció en un 70 por ciento o más.

Pero las personas del estudio que tomaban insulina antes de la cirugía fueron menos propensas a entrar en remisión. También era menos probable que las personas que tenían un peor control de sus niveles de azúcar en la sangre lo lograran. Las personas mayores de 60 años también tenían más problemas para lograr la remisión, en comparación con las personas menores de 40 años.

Las que habían tenido diabetes tipo 2 durante menos tiempo (menos de 2.6 años) fueron más propensas a lograr la remisión.

Con el paso del tiempo, la diabetes de algunas personas volvió. En el segundo año, un 6 por ciento sufrieron recaídas. Durante el tercer año, esa cifra se acercó a un 12 por ciento, y a los cinco años, un 27 por ciento habían recaído.

Aun así, los beneficios de la cirugía no se pueden pasar por alto. "La cirugía bariátrica es un tratamiento real para la diabetes tipo 2, y no se ha utilizado lo suficiente", enfatizó Roslin.

Añadió que uno de los hallazgos más importantes fue lo bien que la cirugía reducía el riesgo de muchas complicaciones de la diabetes.

"Las personas le tienen miedo a la diabetes", anotó Roslin. "Les tienen miedo a la ceguera y a las amputaciones, y este estudio muestra que la cirugía bariátrica es un tratamiento que podría reducir esas complicaciones en un 50 por ciento".

Los hallazgos se publicaron el 6 de febrero en la revista Diabetologia.

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. tiene más información sobre la cirugía para perder peso.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión